sábado, 9 de enero de 2016

A los políticos les encanta prohibir

Patines



El ayuntamiento de Huércal no quiere patines en las calles



Acaba de traerle los reyes un patinete a mi nieto. 
Anda como loco por el pasillo y no vean lo que disfruta en la calle. 
Menos mal que el crío no vive en Huércal, si lo hiciera no podría sacar el patín a la calle y el pasillo se le queda corto.
 La nueva norma aprobada por esta corporación le prohíbe disfrutarlo en la calle. 

Les encanta prohibir. 
A estos políticos nuestros les ponen las prohibiciones. 
Las disfrutan, las gozan. 
Eso de fastidiar la vida de los demás les mola, les pone. 

En Huércal de Almería la han tomado con los niños, los juegos de pelota en las calles, los monopatines y los patines. 
¡Niños, a jugar en los parques! 
¿Y si no hay parques? 
En el pasillo de vuestras casas, leñe. 

En nuestras calles y aceras, dice el ayuntamiento, nada de patines, nada de monopatines, nada de pelotas, nada de juegos. 
Una pregunta: ¿en éste apartado de prohibiciones entran los patines eléctricos, esos que llevan los ejecutivos con cartera y que valen un pastón? 
No estaría de más que nos lo contaran.

Se les nota la alegría en la cara a los políticos cuando de controlar nuestra vida se trata. 
No lo pueden remediar. 
Parece que fueron creados para fastidiar la vida de sus convecinos. 

Lo terrible es que son esos ciudadanos, padres de los niños a los que ahora se les prohíbe sacar el patín a la calle, los que con sus votos los pusieron al frente del ayuntamiento. 
Dicen que el pueblo nunca se equivoca. 
Es posible, no voy a llevar la contraria a los expertos, pero mete la pata y tropieza en la misma piedra cientos de veces. 

Mira que si encima nos gusta que nos den “maculillo”. 
Lo que nos faltaba.


Ya tenemos aceras para los peatones, carril para las bicicletas, ya pueden ustedes empezar a pensar que van a inventar para “los mono” y los patines. 
La Junta ya puede ver en el futuro otro nicho para crear unos cuantos puestos de trabajo, cobrar con el tiempo un impuesto por circular, tener el seguro al día para los accidentes del mono o el patín, sin olvidar las inspecciones de los mismos una vez al año. 

Crear las empresas ITV fue algo muy lucrativo para políticos de aquellos años. 
La de historias que se podrían contar.
No se olviden de un seguro para la pelota, que ha roto más de un cristal en el pasado 

¿Está proponiendo un nuevo carril para mono y patines? 
¿Por qué no? 
Junto al carril de las bicis el de los patines. 
Y en un futuro cercano a cobrar tasas el ayuntamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario