lunes, 14 de diciembre de 2015

Somos los mejores tirando pimientos o pepinos

Por los suelos


Agricultores almerienses tiran miles de kilos de pimientos y pepinos



La imagen, que no es nueva en nuestra provincia, viene a desmentir todas las citas que de vez en cuando nos cuentan los políticos, las entidades bancarias y algunas de las grandes empresas que de la agricultura viven en Almería. 

Los agricultores tiran sus productos: 
Los caros y amarillos pimientos, los bien pagados pepinos, los primos y siempre pobres tomates. 
Somos los que más vendemos, los que más producimos, los que más tiramos. 

Somos los mejores en agricultura bajo plástico, en agricultura ecológica. 
Somos la repera. 
El orgullo del mundo agrícola, pero los agricultores tienen que tirar miles de kilos de sus pimientos, pepinos o tomates por falta de precio. 
Hoy, ayer, mañana. 

Cuando no es el pimiento es la berenjena o el calabacín, en verano hay que tirar melón y sandía. 
Y siempre hay que estar tirando al primo pobre de la agricultura almeriense: 
El tomate.

La foto de los agricultores ejidenses dando con sus productos en tierra, repetida tristemente cada cierto tiempo, es la clara demostración de que aquí algunos ganan mucho dinero (dicen los políticos y las entidades ahorradoras, y yo no lo pongo en duda) pero no parece que esos dineros vayan a los bolsillos de los llamados pequeños agricultores. 

Grandes ferias agrícolas donde se nos dice que somos la cabeza más importante de la producción intensiva. Políticos a los que se les llena la boca sobre las bondades de nuestros productos y la riqueza que supone su exportación. 

Pero al final lo que nota el agricultor en su cuenta corriente es que baja la rentabilidad de sus pepinos, sus tomates, sus berenjenas, sus pimientos. 
Y cuando no, la única solución que tiene es tirar lo que con tanto esfuerzo y dinero consigue sacarle a la tierra. 

Familias que ven como los bancos o cajas embargan sus casas y fincas, pues cada temporada es peor que la anterior y los intereses se comen los cada vez menores beneficios de la campaña.


Tenemos las mejores y más grandes empresas agrícolas del país, pero mucho me temo que a costa de los sudores y beneficios de miles de agricultores que ven bajar su renta anual, que ven como se tiran sus productos, que ven embargadas sus haciendas. 

No nos engañemos, aquí hay algunos que ganan mucho dinero con la agricultura, es cierto, pero no estoy tan seguro que entre esos estén los agricultores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario