miércoles, 9 de diciembre de 2015

Creo que el político debe estar bien pagado

Sueldos


El Psoe quiere un “black Friday” en el sueldo de los concejales   

   

No me opongo a que se haga realidad, pero que no sea como el que nos han vendido en los grandes almacenes en el último celebrado, cuando llegabas a las diez de la mañana y el vino que había en la “negra” oferta del “viernes” se había acabado. 
Total: un timo más como a los muchos que nos tienen acostumbrados. 

Estamos en campaña y así nos tomamos el anuncio hecho por el Psoe de Almería de que quiere que se rebaje el sueldo a ediles y asesores en el ayuntamiento. 
Es de imaginar que tras el veinte de diciembre se habrán olvidado de la cuestión. 

No tengo nada a favor o en contra de que se rebaje el sueldo de los ediles. 
Soy de los que creen y piensan que los políticos deben tener un sueldo decente, incluso muy decente. 

Estoy totalmente en contra de que un concejal que está en diputación cuando acude a un pleno del ayuntamiento cobre cuatrocientos euros por el rato que allí está sentado y mudo. 
Rato por el que ya cobra el sueldo de diputación. 

Estoy en contra de que los concejales, incluso los que tienen dedicación exclusiva, cobren más de trescientos por estar en las comisiones en horas que ya se les pagan con sus sueldos.

 Estoy en contra del número de ediles, diputados, parlamentarios andaluces, senadores, asesores y cargos digitales que pululan por el mundo de la política. 
Esa es la reforma que tendrían que hacer los partidos. 

Rebajar el número de políticos inútiles, sin hacer nada, que llenan nuestras administraciones. 
Ese es el cambio que se esperaba de los emergentes por parte de la ciudadanía.
Pero de eso poco hablan.

Me parecía tan importante y necesario el trabajo que hacían los políticos hace unos años que nos sentíamos orgullosos de ellos. 
No hemos cambiado nosotros la forma de verlos, han sido ellos los que han hecho ante nuestros ojos. 
Ellos los que han ido hundiendo una profesión que nos parecía respetable, y que se respetaba. 

Hoy no es así, y aunque nos vengan diciendo que se van a bajar los sueldos, no van a recuperar la confianza del votante. 
Les votaremos, sí, como un mal menor, cada uno por el interés de que no entre el otro, pero sin la admiración y el respeto de hace unos años. 

Han convertido a la política, y por ende a ellos, en un problema nacional en la que sólo les importa mantenerse en el poder o llegar a él, sin preocuparle lo más mínimo lo que sienta el ciudadano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario