jueves, 19 de noviembre de 2015

Podemos, otro partido como todos los demás

Cuneros


La historia de los cuneros políticos se repite en nuestra provincia



Los tuvo el Psoe, lo tiene el Pp y ahora nos lo presenta Podemos. 
No entendí, y por aquí se comentó, las primarias del partido de Pablo Iglesias en Almería. 
No sé por qué hacen primarias locales o provinciales, por qué se les llena a los partidos la boca de democracia interna, de que los militantes tienen la última palabra, que son los dueños de la formación, cuando a la hora de la verdad se pasan sus deseos y votaciones por el forro de sus caprichos, por su partes pudendas, por el arco de la democracia, que para estos partidos son lo que determinan los jefes desde las alturas de los altares. 

¿Demócratas? 
Un mojón. 

No entendí aquellas primarias, pero entiendo menos que al final no se haga lo que en su momento dijeron unos militantes o simpatizantes a los que se prometió transparencia y democracia. 
No parece que sea muy transparente colocar de candidato por Almería a un señor al que el equipo de Pablo Iglesias no le ha encontrado puesto en su Sevilla natal, no parece que tampoco sea muy democrático.

Cómo le pedimos que nos defienda a un señor que no nos conoce, que no sabe cómo somos, dónde estamos y a qué nos dedicamos; que no ha visitado nunca esta tierra y que ahora lo va a hacer durante quince días de compromiso y para que les demos nuestros votos. 

No sé si saldrá como diputado, no lo tiene fácil, pero si lo hace se volverá a su Sevilla de su alma y desde allí seguirá intentando ¿qué? para Almería. 
Es lo que nos gustaría saber. 

Venimos quejándonos de ser una provincia que no tiene unos políticos luchadores en exceso, unos políticos que se doblegan fácilmente a los jefes de turno. 
Si encima el que nos presenta el grupo de Podemos para que nos represente es de Sevilla y en ella vive, no creo que le podamos exigir demasiado.

Podemos no presentó candidatura en las municipales al ayuntamiento de Almería y le hizo un gran favor a Rafael Esteban que se veía fuera del ayuntamiento, ahora, con un candidato cunero a las generales del veinte de diciembre, impuesto por la dirección nacional de Pablo Iglesias le está haciendo otro favor a la coalición. 

Votar Podemos en Almería deja de ser algo ilusionante y nuevo, las formas que nos vienen demostrando los jefes del clan son las mismas que las del resto de los partidos a los que quieren sustituir. 
Están por el quítate tú para ponerme yo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario