lunes, 16 de noviembre de 2015

Como robes un condón te mandan a la cárcel

Preservativos


Nueve meses de prisión por robar preservativos en una farmacia de El Ejido




Se nos dice que en torno a quinientos euros es el valor de los “condones” sustraídos por el caballero en cuestión en El Ejido. 
Lo que no se nos dice es si el hombre cometió el robo por imperiosa necesidad. 

Ya saben ustedes, imperiosa necesidad de “echar un caete”, con tantos robados más bien un mogollón, pero eso sí, hacerlo con total seguridad. 
No está la vida para cargarse de hijos, en eso estarán ustedes de acuerdo. 

Antes los hijos venían con un pan debajo del brazo, ahora lo hacen con un político a cuestas y nos salen muy caros los políticos, no los hijos. 

¿Qué les vienen enseñando las políticas de los gobiernos a nuestros jóvenes sobre lo de echar caetes?: Que hay que hacer el amor, sí señor; cuanto más mejor; hay que “echar un caete de vez en cuando” vamos, pero eso sí, hacerlo seguro, con todas las de la ley, no tener que ir a la mañana siguiente a por la dichosa píldora del día después y para ello lo mejor es usar una protección, una goma, un vulgar “condón”.
También llamado preservativo, que dicho así queda bastante más fino. 

No vean ustedes la vergüenza que nos daba en nuestra época ir a la farmacia a por el “globito de marras”. Menos mal que un carrillo al lado del kiosco Amalia nos solucionaba el problema.


Si por robar unas cajas de “condones” en una farmacia ejidense un hombre es condenado a nueve meses de cárcel, nueve, cuantos años y años y años, vidas enteras diría uno, tienen que estar en la trena todos esos políticos que roban el dinero a manos llenas, que lo roban, lo roban, lo roban. 

Quinientos euros en condones nueve meses de cárcel, tampoco dan para muchos los quinientos euros. 
Miles de millones de euros ha afanado la familia del muy honorable, hoy no tanto, reconocidos por el patriarca de la panda Pujol y ni uno ha sido aún detenido. 

No sé lo que piensan ustedes, pero a mí me parece una injusticia como la copa de un pino. 
No digo que los jueces están mediatizados por los políticos o la religión, la del pañuelo en los ojos me libre. 

En estos días se ha anunciado el juicio sobre los cheques de Medio Ambiente. 
Vamos a esperar la sentencia, la compararemos con la de los “condones” y a ver a cómo nos sale el “preservativo encarcelado”. 

O el caso del Poniente, con un agujero de más de doscientos millones.
Con doscientos millones se compran “condones” a mogollón de todos los “colores” y de todos los “sabores”. 
En nuestros tiempos ni colores ni sabores. 
¡Qué atraso teníamos entonces!

No hay comentarios:

Publicar un comentario