martes, 20 de octubre de 2015

Y dice Miguel que se ha sacrificado por los almerienses

Coordinador


Miguel Cazorla no ha querido ser el coordinador de Ciudadanos



El argumento dado por el señor Cazorla para dejar la dirección del partido de Almería en otras manos es que tiene que dedicarse en cuerpo y alma al ayuntamiento de la ciudad. 
Amárrate los machos Luis Rogelio, vas a tener a Miguel las veinticuatro horas pendiente de ti y de tu equipo de ediles. 

Cuando vemos a políticos que tienen uno, dos y hasta tres cargos dentro del partido y en las distintas administraciones, aparece don Miguel y nos dice a los votantes que él no quiere la dirección del partido porque tiene que dedicarse a hacer oposición en el ayuntamiento de la capital. 

Y yo voy y me lo creo. 

Vamos señor Cazorla, eso no se lo cree nadie. 

Usted deja la coordinación de ciudadanos en Almería capital porque así lo ha decidido el partido en sus alturas catalanas. 
No se fían políticamente de usted, así de sencillo. 
Usted nos podrá vestir el mono como quiera, hasta ponerle capirote, pero va a seguir siendo mono y para toda la vida.

Ya me gustaría que fuera verdad y que la decisión, tomada por usted con total libertad, fuera la de dejar la dirección para dedicarse en cuerpo y alma al trabajo municipal. 
Sería un ejemplo a seguir y defender. 
Tristemente no es la norma que se vienen aplicando los dirigentes políticos de nuestro entorno, no hace falta que subamos a Madrid o Barcelona, sólo tenemos que mirar en las escuadras del Psoe o del Pp almeriense.

 Uno, dos y hasta tres cargos tienen los jefes. 
El caso de Gabriel Amat sobresale en este panorama: tres veces presidente, tres. 
Presidente del ayuntamiento de Roquetas, presidente de la diputación y presidente del Pp provincial.

Convencido estoy que se me olvida algún cargo más en el organigrama regional o federal de su partido. 
Y enciman nos aseguran que tienen tiempo de sobra para todo, incluso para sus nietos.

Por eso es de destacar la decisión de su partido si fuera una premisa de y para todos los militantes, desde al primero al último. 
Estoy que no va a ser así. 
Usted, señor Cazorla, está pagando una “tontería” política cometida entre la noche de un jueves y la mañana de un viernes en que quiso ser, y evidentemente lo fue, la guinda del pastel político en Almería. 

Las “tonterías” en políticas son difíciles de digerir por las direcciones, usted debía saberlo, no era nuevo en esto. 
No se debió aplicar mucho en su etapa anterior con Juan Megino.
Debe ser que no aprendió



  

No hay comentarios:

Publicar un comentario