miércoles, 28 de octubre de 2015

Se juegan los políticos el futuro de sus familias

A ponerse las pilas


Gabriel Amat: Nos jugamos el futuro de nuestros hijos y nietos



Estoy de acuerdo con don Gabriel Amat, presidente del Pp. 
Se juegan ustedes, ustedes los políticos, el futuro de vuestros hijos y de vuestros nietos. 
También el de vuestros hermanos, sobrinos, primos y demás parentela. 
Sin olvidarnos de vuestros colegas de formación política a los que se les puede ir el sueldo de final de mes.

Los nuestros perdieron o se complicaron el futuro hace algunos años y no vemos que sean ustedes capaces de solucionarlo. 
Muchos cambios y reformas nos dicen que ha hecho este gobierno, pero ni uno que rebaje el número de políticos que viven a costa del futuro de nuestros hijos y nietos. 
Ni uno que rebaje el número de coches oficiales que les llevan y les traen de su casa al despacho. 

Y siguen con dos cargos, y siguen cobrando sueldos y asistencias a plenos o comisiones por doquier. 
Y encima tienen la cara de ir diciendo que están mal pagados. 
Los cuatrocientos por pleno que cobran en el ayuntamiento de Almería les parece poco. 

Se lo tienen muy bien montado. 
Hay que reconocerlo. 
Y no quieren cambiar ni una coma. 
Se entiende que no quieran buscar panoramas nuevos. 
Este ya les va bien, les beneficia mogollón.

Pero claro que deben estar ustedes preocupados pues el veinte de diciembre algunos de ustedes pueden perder esos privilegios. 
Y con la pérdida de los mismos se verán afectados sus hijos, sus nietos, sus hermanos, sus sobrinos y primos y los que enchufados viven del dinero público. 

Bueno, lo de los hijos y nietos si es que no han sido capaces de lograr en estos años un “capitalito” (como se decía antes) para seguir tirando y dejarle algo a los niños de cara al futuro, que supongo lo han conseguido. ¿A qué sí? 
Me lo imaginaba.

Leí hace unos días una frase bastante acertada: 
“La vocación de todo parásito político es vivir de los tontos”. 
Lo único discutible de la frase es que la pronunciaba un político. 

¿Otro parásito? 
No sé qué decirles.
 Espero y deseo que no todos los políticos sean unos parásitos, ¿o sí lo son? 
Larga discusión la que nos espera si tenemos que ver uno a uno los políticos que tenemos en Almería y analizar si son parásitos o no. 

Lo que tengo muy claro es que “los tontos” a los que se refiere la oración somos nosotros, los ciudadanos, que con nuestros impuestos y votos les mantenemos en el machito y les pagamos sus alegres y desenfadadas vidas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario