jueves, 29 de octubre de 2015

¿Se creen ustedes lo de las licitaciones?

Boja


La licitación del Instituto del Toyo ya está en el boletín de la Junta.



¡Bien, bien, bien! 
Y hasta nos indica el boletín de la Junta la inversión que lleva aparejada el proyecto del Instituto, más de cuatro millones de euros. 
¡Bien por Susana, bien, bien! 

Se le notaba satisfecha a Adela Segura, parlamentaria andaluza, con la señora consejera y la página del boletín. 
Por cierto, doña Adela, ¿cuándo ponemos la primera piedra? 
Andan locos en el barrio  por hacerlo. 
¿Y la más importante, la última, cuándo lograran los padres del Toyo ver poner la última piedra del tan ansiado y largamente esperado elemento educativo? 

Doña Adela, ¿alguien les puede asegurar a estos esforzados padres que en medio de la jugada no aparecerá algún bobo solemne (muchos, demasiados hay en la política) que les derogue la construcción? 
¿Nos lo garantiza, doña Adela? 
Me da en la nariz que va a ser complicado que se le puedan confirmar y garantizar estas cuestiones a los padres por parte de usted. 

Pero la esperanza es lo último que se pierde. 
Los padres la tienen casi perdida. 
Y no es por culpa de ellos, más bien por la larga, farragosa y politizada historia de un instituto que llevan años y años reivindicando y esperando. 

Reconozca doña Adela que la consejería y la delegación de educación de la Junta, junto a su secretario general, José Luis Sánchez Teruel, les ha tomado el pelo en más de una y de dos ocasiones. 
Y coño, se han cansado.


Tanto como los profesores de la escuela del mármol de Fines, hartos de escuchar de sus jefes, campaña tras campaña, que la solución de sus sueldos, más de un años sin cobrar, ya venía de camino. 
Llegará, claro que llegará la solución, pero por el camino habrán acabado con la esperanza de mucha gente.
Y entre esa gente los padres del Toyo. 

Ahora nos anuncian la licitación: 

¡Bien, bien, bien! 
¿El problema? 
Que no se lo cree nadie. 
Que con el veinte de diciembre esperando tras la esquina son capaces ustedes de casi todo. 

Muestras han dado de ello en más de una y de dos ocasiones. 
Quieren ustedes que nos creamos todo lo que aparece en los boletines oficiales de las administraciones, y se entiende, pero han sido demasiados los ejemplos ofrecidos por ustedes de todo lo contrario, y quiere ahora doña Adela, con su Boja en la mano que nos creamos que el Instituto ya es una realidad. 

Lo tiene tan complicado como  cuando el Pp dice que ha licitado un tramo de Ave.

No hay comentarios:

Publicar un comentario