martes, 13 de octubre de 2015

¿Se aburren los señores de la Ual?

¡Al cine!

La Universidad y resto de administraciones montan la Mesa del cine.



Por mesas en Almería que no falten. 
Tengo la impresión de que a algunos ya no les gusta demasiado la proliferación de las cuatro patas. 
A otros les encanta. 

A los partidos políticos les contenta y satisface que haya muchas mesas, cuantas más mejor. 
Menos valor les damos. 
Falta que el señor obispo, don Adolfo, nos salga con alguna ante los problemas que se le han presentado últimamente con la Virgen del Rosario y algunos farrucos curas. 

Ahora que pienso (yo también pienso de vez en cuando, no crean), la presidenta de las cofradías de Semana Santa tendría que montar una mesa para analizar el itinerario y carrera oficial de las procesiones. 
No puede ser que hagan sus rutas sin que los sindicatos, los partidos, el ayuntamiento, la cámara de comercio, asempal, las asociaciones de vecinos o mi amigo Alfonso Rubí no puedan dar su opinión sobre las mismas. 

El problema de esta mesa sería la presidencia. 
No sé si Encarni Molina conseguiría ser la presidenta, me cuentan que Miguel Cazorla ha hecho de ese puesto cuestión de capirotes.

No me parece mal que la Universidad organice a la sociedad almeriense entorno a una mesa del cine. Estamos hablando de cultura, promoción, puestos de trabajo. 
Perfecto. 
Nada que objetar. 
Bueno, sí. 

Que no parece que las responsabilidades de la Ual sean las de organizar mesas de promoción del cine. 
Más bien parece que deben promocionar la educación de las nuevas generaciones de almerienses que a su campus llega. 

Pero si tienen tiempo de sobra o se aburren en sus despachos, bienvenidos sean al amplio mundo de las mesas almerienses. 
Van a tener todas las posibilidades del mundo. 
Por mesas creadas y las por crear no va a ser. 


Y el alcalde anuncia que el ayuntamiento cederá terrenos gratis para un estudio de cine. 
¡Bien! 
Don Luis Rogelio, 
¿lo ha negociado con don Miguel Cazorla? 

Como no le deje que se ponga esa medalla su venganza puede ser terrible. 
No le pondrá una moción  de censura, no quieren por ahora en Ciudadanos, pero alguien de su equipo puede pagar el pato. 
Mientras no sea usted, ¿verdad?. 
Algunos políticos disfrutan cortando cabezas.

A quien no parece haberle gustado mucho lo de la mesa y el terreno es al señor Rosado. 
Lo entiendo. 
Desde la oficina del cine de Sevilla no se quieren injerencias, y la mesa y los terrenos pueden romper una hegemonía en el trabajo que se viene realizando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario