viernes, 16 de octubre de 2015

La A-7 nos traerá beneficios. Es de esperar

Comunicaciones

La A-7 que nos une con Málaga nos traerá grandes beneficios




Eso dicen todas las voces que durante un par de semanas han hablado sobre la apertura de la citada autovía. Ya no somos una isla en lo que a carreteras se refiere, y es cierto. 
Ya se puede llegar a Málaga por carretera pasando por Almería. 

Antes era una locura de curvas, cuestas y estrechos caminos. 
Algo hemos ganado, eso es evidente. 

Recuerdo cuando le quitábamos el coche al padre de Manolo Ayala y nos Íbamos a desayunar a Torremolinos. 
Con aquella edad no importaban las curvas, pero en el ochocientos cincuenta de entonces se nos hacía un viaje al fin del mundo. 
Ahora Manolo sería coser y cantar, lo haríamos en un par de horas. 
Pero han tenido que pasar casi cincuenta años, cincuenta, que se dice pronto. 

Más vale tarde que nunca. 
Cierto, estoy de acuerdo: más vale tarde que nunca.

La autovía comentada lleva esperando su último tramo desde hace veinticinco años en que comenzaron las obras. 
¿Lo sabían? 
No han tenido mucha prisa nuestros políticos, algo parecido ocurre con el Peri de San Cristóbal o de la Chanca. 

¿Llegarán los mismos algún día a su final? 
Llegarán. 
¿Cuándo? 
Se está trabajando en ello. 
Son una prioridad. 

Para los políticos todo son prioridades, pero esas prioridades acaban con unos retrasos de diez, veinte, treinta años. 
Si los señores políticos cobraran sus mensuales sueldos sobre las certificaciones de obras prometidas, comenzadas y finalizadas cambiarían mucho sus planteamientos, ¿a qué se darían más prisa en las inauguraciones? 
Pues eso.

Ya estamos los almerienses ubicados en el mundo de las carreteras, nos falta estar en el de las vías férreas. ¿Creen ustedes que tras la llegada del Ave se acaban los problemas de la provincia y de los ciudadanos? 
Lo digo porque leyendo lo manifestado por la A-7 parece que estamos a un paso (el tren) de la felicidad completa, del pleno empleo. 

¿Nos ha tocado la lotería? 
Nos lo cuentan como si así hubiera sido. 
 La agricultura con la A-7 sale muy beneficiada, aseguran. 
Se lo he dicho a mi amigo Pepe Mendoza, agricultor él, y se ha reído en mi cara. 
Le ha faltado decirme que soy un gilipollas.

El turismo va a ser la locura, con la A-7 llenaremos los hoteles la próxima temporada.
 (¿Y si los vaciamos?) 
Ya se verá
No nos adelantemos, en el puente del pilar no se ha defendido mal el sector. 
Y eso que los ciudadanos no sabían cuando prepararon su viaje que la A-7 ya estaría abierta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario