sábado, 17 de octubre de 2015

¡De vergüenza!

¿IES o golf?

La Junta hace barracones y el segundo campo de golf en el Toyo



No les parece vergonzoso que una administración que se dice sensible ante los más débiles sea capaz de tener a los niños estudiando en barracones y al mismo tiempo esté construyendo el segundo campo de golf público en el mismo barrio. 

Y nadie dice nada. 
Nadie levanta LA VOZ. 
Nadie propone una mesa para acabar con los barracones, 
nadie se pregunta si de verdad nos hace falta un segundo campo de golf (y pagado con dinero público) en el mismo barrio, a diez metros de unos chavales que están estudiando, formándose para el día de mañana en barracones.

Ni siquiera los luchadores por la ecología se han preguntado si hay agua para regar un nuevo campo de golf, para qué. 
No se pueden plantar olivos en Tabernas, allí se han levantado vecinos y ecologistas en contra y en defensa del agua, pero en el Toyo ante el nuevo y segundo campo de golf que está levantando Susana Díaz: 
Clamoroso Silencio. 

Silencio, silencio. 
¡Maldito silencio! 
¿No se nos cae la cara de vergüenza? 
¿De verdad somos capaces de estar callados los almerienses ante tamaña tropelía? 
Lo somos, tristemente lo somos.

Ni políticos, 
ni sindicatos, 
ni la universidad, 
ni empresarios, 
ni asociaciones, 
nadie levanta LA VOZ ante lo que supone una actuación vergonzosa por parte de los dirigentes de la Junta de Andalucía. 

¿De verdad creen ustedes, señores políticos, que hace falta un segundo campo de golf en el Toyo, ese barrio que lleva años esperando la construcción de su Instituto? 

De esta cuestión nada se dice en los plenos del ayuntamiento. 
Nadie levanta LA VOZ. Para doña Susana deben ser más importantes los futuros jugadores de golf que los jóvenes estudiantes del Toyo. 

Saben lo que nos hacen pensar nuestros políticos, que ocurre lo mismo con Luis Rogelio, Juan Carlos, Cazorla o Rafael Esteban, que están más preocupados por el jugador de golf que por los estudiantes del Toyo. 

Todos los almerienses están costeando un campo de golf municipal, por si no estábamos contentos y satisfechos ahora la madre Andalucía nos está montando otro al lado del anterior y con nuestro dinero será mantenido en el futuro. 
No dejan que la iniciativa privada haga campos de golf para los turistas, los hacen ellos con nuestros dineros, enchufan a sus amigos y a pagar los tontos de turno: 
Nosotros. 

¿Cuántas veces han anunciado el comienzo del Instituto? 
¡Qué cara tienen!


No hay comentarios:

Publicar un comentario