sábado, 14 de marzo de 2015

Y Almería con Almería

Autonomía



Almerienses en la plaza de las Velas por la defensa de su autonomía



No eran muchos los que salieron a la calle nos dicen los clásicos partidos de siempre. 
Cierto es señores, no llegaban a doscientos pero ahí estaban con las banderas de Almería al viento, cosa que no ocurría hace un año o dos, recordando en un día tan especial como es el 28 de febrero (día de Andalucía) lo que ellos y otros almerienses entendieron como la gran chapuza del Psoe y la Ucd de entonces, ya que en Almería no se aprobó el referéndum para la autonomía de Andalucía y por el interés general la metieron dentro. 

¿Qué hace que más de treinta años después un puñado de ciudadanos salga a la calle a recordar aquellos hechos y a reivindicar una región almeriense? 
¿Es posible que los que aquí vivimos notemos una cierta dejadez hacia nuestra provincia por parte de los gobiernos que han mandado en estos largos años en la comunidad andaluza? 
Es posible. 

Si es cierta esa dejadez del gobierno andaluz con Almería mucho, demasiado tiempo hemos tardado los ciudadanos en salir a la calle. 
¿Tiene futuro un movimiento regionalista en Almería? 
Si los presidentes de la junta siguen tratando a Almería como han hecho los anteriores, cada año serán más los almerienses que salgan con su bandera a la plaza de las Velas.

No es la primera vez que a través de la letra impresa se le ha recordado a los políticos almerienses que deben ser un poco más ambiciosos con las cuestiones que afectan a nuestra provincia. 
No pueden estar siempre de rodillas antes sus jefes de Sevilla o Madrid como hicieron, hacen y tristemente van a seguir haciendo. 

Y mientras ellos sigan “peloteando” a los dirigentes de sus partidos (Psoe-Pp) las gotas de almerienses cansados de sus ninguneos seguirán llenando el vaso. 
Hace cuatro días eran sólo un comentario en algunos medios, hoy son ya algunos cientos y hasta se atreven a salir a las calles. 

Los asesores de turno dirán que no tienen ninguna importancia, que son cuatro locos con la bandera de San Jorge. 
Vale.
Cuando esos cuatro locos sean miles (y si ustedes siguen por el mismo camino lo serán) ya me contarán qué chapuza se inventan entonces para reventar el movimiento.
¿No es triste que tengamos que estar hablando de chapuzas y de chapuceros en el quehacer diario de la política y de los políticos? 
Pues sí.
Pero que quieren ustedes, la casta (o la clase política para que no se me enfaden mucho) son así.





No hay comentarios:

Publicar un comentario