miércoles, 18 de febrero de 2015

¿Qué justicia tenemos?

Seguridad

Un ladrón con treinta y seis detenciones queda en libertad



Si los políticos no nos lo cuentan (lo único que nos dicen es que ha bajado la delincuencia, para ellos siempre baja la inseguridad y los delitos) los señores jueces nos tendrían que dar alguna luz de por qué una persona que ha sido detenida ese número de veces (36) queda en libertad. 

Entenderán sus señorías que los ciudadanos estemos atónitos ante esta noticia, que no es nueva, ya que es algo que se viene repitiendo con demasiada frecuencia. 
Nos van a decir a los ciudadanos que ustedes no tienen la culpa, que son los políticos los que hacen las leyes y que ustedes las aplican, y en ese su trabajo, debe ser legal que una persona que ha sido detenida por la policía treinta seis veces por robar a los ciudadanos, ustedes la pongan en la calle tras prestar declaración.

¿Qué piensan ustedes señores políticos y jueces que va a hacer él tantas veces detenido cuando ponga los pies en la calle? 
Es evidente: 
Volverá a robar. 
Lo viene haciendo decenas y decenas de veces y sigue saliendo a la calle como si nada hubiera pasado. 
Esto es Jauja, se debe decir el hombre.

No creen que sería mejor decirle a la policía que no los detuvieran. 
¿Para qué la detención? 
Al final lo único que consigue la policía es perder el tiempo, lo pierden también sus señorías que podrían estar adelantando sumarios que se pierden en el tiempo y estos, los delincuentes, vuelven en unas horas a la calle a seguir con sus tropelías. 

Y a que la ruleta se repita: 
El roba, la policía lo detiene, el juez lo deja en libertad. 
Y una, y dos y tres, así hasta treinta seis veces en el caso que nos ocupa. 

Pero claro, ese dato de la detención no lo podría valorar el político como un logro de su gestión sobre la seguridad ciudadana, por lo que se entiende que la policía seguirá deteniendo, los jueces soltando y los políticos diciendo que suben las detenciones y baja la inseguridad. 
Y a nosotros se nos queda una cara de tontos, que madre mía.


En el campo se forman somatenes para defender sus cosechas, ¿qué le decimos a los dueños de los bares y a los padres de familia, que formen patrullas urbanas para defender lo suyo? 
¿Eso es lo que ustedes quieren? 
Me van a decir que es una barbaridad la propuesta, y estoy de acuerdo, para eso pagamos caros impuestos, pero mayor barbaridad es tener treinta y seis detenciones y estar tranquilamente en la calle. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario