lunes, 2 de febrero de 2015

Diputación no quiere el turismo de Málaga

Turismo

Javier Aureliano: No queremos el turismo de Málaga


¿Y el de Murcia, Madrid o Canarias tampoco? 
Qué asesores tienen estos políticos que les hacen decir tales expresiones. 
Que no queremos el turismo de Málaga. 
Qué pasa, ¿que el turismo que va a Málaga no se gasta un euro, apesta, es de baja categoría, son la escoria y por eso no lo queremos los almerienses? 

Y estos caballeros sin caballo y sombrero son los que mandan en el turismo provincial. 
El sector estaba erosionado y arcaico, dice don Javier, pero llegaron ellos y se ha salvado. 
No tienen abuela estos chicos del Pp. 
¡Olé por ese par! 
Sí, señor. 
Así se habla. 

El sector del turismo en Almería estaba erosionado y arcaico, pero han llegado los salvadores, ha llegado don Javier Aureliano y ha dejado de estar erosionado y arcaico. 
¿Entienden ustedes algo? 
A mí me cuesta trabajo.

 ¿Cómo llegar a Almería si no tenemos vuelos, no tenemos Ave y la A-7 aún no está terminada? Añade el hombre más importante del turismo almeriense. 
No le falta razón al caballero. 
Pero si hemos conseguido unos resultados tan buenos desde que ellos han llegado, ya no está arcaico y erosionado como reconocen, ¿a qué tendríamos que achacarlo? 
¿Sólo a que han llegado ellos al poder? 
Sin vuelos, sin Ave y si acabar la A-7 y hemos tenido una temporada como no se conocía en años, dice el vice en cuestión. 

No tenemos modo y manera para que lleguen turistas a Almería, pero hemos tenido un año que no se veía desde que comenzó la crisis. 
Pues no lo entiendo. 
Han llegado millones de turistas, dicen, pero por lo visto lo han hecho de noche y en platillos volantes que no han sido detectados por los radares.


No voy a decir que lo de los vuelos es cosa del Pp, en el Ave sí tienen alguna culpa desde que Rato llegó por aquí una mañana y dijo que para el año dos mil cinco estaría llegando a la estación de Almería. 
Al final el señor Rato ha demostrado que para lo que mejor ha servido es para llevárselo crudo de Caja Madrid. 
De la A-7 alguna responsabilidad tienen, llevan en el poder tres año y no se puede olvidar que Aznar estuvo ocho años. 
Cierto que con Zapatero se rompieron algunos moldes. 

Si no queremos el turismo de Málaga, como pregona el señor García, para qué queremos la A-7, ¿pregunto yo? 
¿Será para que se nos vaya a la vecina Málaga (con mayor atractivo, más hoteles y más jarana) el turismo almeriense? 
A pesar de las infraestructuras y de los políticos que tenemos el turismo nos seguirá descubriendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario