martes, 3 de febrero de 2015

Año de elecciones, año duro para los bolsillos

Elecciones

Los almerienses llamados el 22 marzo a votar por Andalucía



Hay que comenzar diciendo que hace muy bien doña Susana en adelantar la convocatoria de las elecciones. Analizando la situación política es lo que más le interesa a ella y a su partido, el Psoe. 
Por lo tanto hace lo que el libro de política le aconseja: “Que lo importante es que el partido consiga el poder por encima de cualquier otra consideración”. 
Si encima ella sale beneficiada en su carrera política, miel sobre hojuelas. 
Y a ello se apresta la presidenta en funciones. 

No me vengan con la historia de que ustedes no lo hubieran hecho ante la misma situación, que no me lo creo. 
Habrían respondido con la misma jugada y echando la culpa al socio, lo que ha hecho ella. 
¿A qué nos lleva esto? 
A que ustedes les importan los ciudadanos un pimiento. 
Así de claro. 

No tenemos dinero para pagar a los profesores de la escuela de mármol de Fines, pero adelantamos unas elecciones, y en vez de unirlas a las municipales las convocamos unos días antes lo que supone mayor gasto público que sale del bolsillo del contribuyente. 

Dice Maillo, de Izquierda Unida, que Susana no es de fiar. 
¿El resto de políticos sí lo son?

Si Pablo Iglesias se baja a hacer campaña a Andalucía, si traslada su residencia a la tierra de María Santísima y se lanza a recorrer los pueblos de la comunidad, no salva a Susana Díaz ni Canal Sur. 
La esperanza del Psoe es haber pillado a Podemos y a Pablo Iglesias fuera de juego, con el tiempo muy justo. 
La estrategia que estaba marcando la derecha del Pp: 
“La estabilidad de nosotros o el caos de Podemos estaba calando en el electorado y dejando sin territorio al Partido Socialista. 

El golpe de timón de Susana, salido de una reunión con altos ex-dirigentes del Psoe intenta salvar el único y gran reducto del socialismo: Andalucía.  
Si Susana consigue otros cuatro años de gobierno, habrá logrado que el Psoe mantenga su bandera durante los próximos cuatro años en el territorio andaluz y desde ellos la reconquista de la izquierda en España que camina cada vez más cerca de Podemos. 

Es una jugada arriesgada, cierto, pero en política te la estás jugando casi siempre y para el Psoe, si no quiere que le ocurra como a sus socios de Grecia, es el momento del riesgo.
Desde el Psoe el mensaje a repetir es que la lucha está entre la derecha del Pp y ellos, no Podemos. 

¿Lo entenderá el electorado así, se lo hará tragar Canal Sur? 
El 22 de marzo tendremos la solución.


No hay comentarios:

Publicar un comentario