jueves, 15 de enero de 2015

Los políticos sólo quieren los millones

Millones de diputación

El reto del Psoe, dice Teruel, son los doscientos millones de diputación



¿Y de quién no? 
¡Si yo los pillara, o usted! 

Para el secretario provincial de los socialistas almerienses la diputación y sus millones son el gran reto de su partido en las elecciones de mayo. 
Añade (es de imaginar que con buena intención): 
“Con esos doscientos se pueden hacer muchas cosas”. 
Cierto. 

Y se me ocurre (con la mala intención que uno tiene) que con esos millones se pueden alegrar muchas vidas de amigos, compañeros y simpatizantes, dar sueldos a muchos asesores (la diputación de Almería ha marcado época en ello), tapar muchas bocas de largas y habladoras lenguas o comprar alguna pluma, hoy teclado molesto. 

Justo es reconocer que doscientos millones de euros dan para mucho cachondeo o para asar muchas vacas, como dijo la madre de aquél.
 Comprendo por lo tanto el gran interés de don José Luis por hacerse con el palacio de la calle Navarro Rodrigo. 
Interés del presidente del Pp, Gabriel Amat, por mantenerlo. 
¡Lo que daría por esos millones la lideresa de Iu, Rosalía Martín! 
Mucho poder hay detrás de la gestión de los doscientos. 
Lo mismico diría Antonio Heras de Podemos.

Estamos en campaña a las municipales, y no vendría mal que los partidos con posibilidad de conseguir los doscientos de la diputación nos dijeran qué piensan hacer con ellos. 
No sólo salir con el deseo de gestionarlos, sino anunciar cómo se los van a gastar. 
Estamos hablando de una institución creada para beneficio de los pueblos y sus ciudadanos. 
¿Van a seguir con las subvenciones a organismos y entidades que nada tienen que ver con esa provincia desparramada en tantos pueblos pequeños y sin posibilidades, van a continuar con festivales y otras zarandajas no solicitadas por esos municipios? 

Me parece bien que sea el reto de todos los doscientos millones, pero deberían decirnos cómo se los quieren gastar. 
De no hacerlo, nos tememos que se repitan situaciones ya vividas por esa casa y que dejaron el prestigio de la misma por los suelos.

Tan complicado es que nos cuenten lo que piensan de las subvenciones, festivales y otras actividades que la institución lleva a cabo. 

Y aquí no sólo hay que poner el acento en el equipo de gobierno (hoy en manos del Pp ayer en las del Psoe en mayo ya veremos) tampoco oímos a la oposición poner la tilde en los superfluos gastos que no van a las necesidades de los pueblos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario