viernes, 30 de enero de 2015

La pobre y olvidada Alcazaba

Alcazaba

El monumento, sus murallas, los políticos y los amigos



 De nuevo la Alcazaba y su entorno vuelven a ser actualidad en la ciudad. 
En esta ocasión las páginas de la prensa se hacen eco de las murallas y sus manchas. 
Y de nuevo, como viene ocurriendo desde hace más de treinta años, los políticos se tiran a la cabeza las viejas piedras del monumento. 

Para el ayuntamiento y su edil de cultura, señor Fernández Pacheco, la Junta es la culpable, para la segunda y su delegada de lo mismo, doña Isabel Arévalo, es el primero el que no cumple con sus obligaciones. 
¡Dios, en qué manos estamos! 

Doña Isabel, ¿por qué no crean ustedes, la Junta, un patronato, como los existentes en otros monumentos, para que sea el único y autorizado responsables de la Alcazaba? 
¿Qué les separa a ustedes de tal fin? 
A los almerienses nos gustaría saberlo. 

No se puede estar acusando siempre al rival cuando éste no tiene responsabilidad alguna sobre el monumento. 
Decir que el deterioro de la fortaleza y de las murallas de la ciudad es por la suciedad de los alrededores no deja de ser una majadería. 
Que los limpie de una vez el ayuntamiento, que es su responsabilidad, pero ustedes, si no son capaces de conservarla y dotarla de mejor vida, déjenla libre, puñetas. 
No han demostrado en estos años mucha preocupación por ella.

Hagan un patronato donde pueda estar representada toda la sociedad almeriense. 
No les interesa, ¿verdad? 
Es mejor tenerla en el puño, como la rosa, y sacarla a pasear cuando les interesa. 
Si el ayuntamiento es de los míos no me va a molestar con sus críticas y si es del rival le echo la culpa, le levanto la voz, se acojonan estos blandengues del Pp y a seguir con la fiesta. 

Dos días en los periódicos, cuatro críticas y como si nada hubiera pasado. 
Que los Amigos de la Alcazaba nos premian con un chumbo (una caja se merecen cada año) por cerrar en verano, por el forro. 
Y como los chumbos están en crisis y enfermos, ya ni pinchan los pobres. 

Es lo más triste, estos señores de la Junta se pasan por el forro los intereses de amigos, vecinos y de la propia Alcazaba. 
No quieren y no montaran un patronato, es perder parte del poder, sentar a otros en la mesa a compartir responsabilidad y eso los políticos no lo pueden permitir, lo mismo descubrimos sus vergüenzas.


Me encanta el premio del chumbo a la Junta, pero se han quedado cortos, toda la producción de Velefique.

No hay comentarios:

Publicar un comentario