miércoles, 10 de diciembre de 2014

Venden hasta a su madre.

Patrimonio

La Junta enajena cinco edificios de su patrimonio almeriense



Siempre he creído que la izquierda ha estado a favor de mantener, y a ser posible, aumentar el patrimonio público. 

Ha sido la derecha, los liberales, los que han estado detrás de las enajenaciones y privatizaciones de lo público. 
Hemos oído a los políticos que lo mejor es quitarse alquileres adquiriendo los elementos necesarios para ello. 
Y esa fue una apuesta durante algún tiempo de la Junta. 

Se compraron caros y céntricos edificios, se construyeron palacios para quitar alquileres y a todos nos parecía que con esas inversiones se ahorraba dinero.
 Pues no es así, o por lo menos así nos lo vende ahora la Junta de Sevilla. 
Se vende patrimonio de los almerienses para volver a pagar alquileres. 
Cinco edificios, se nos anuncia, pasaran a manos privadas por veinte millones de euros. 
Euro arriba, euro abajo.

Dicen que es un buen negocio. 
Que nos lo expliquen. 
Por conseguir veinte millones de euros obligan a pagar alquileres durante cientos de años a las futuras generaciones de almerienses. 

No digo que no sea un buen negocio, no tengo argumentos para ello, pero si era malo hace unos años y se cambió el alquiler por la compra, no entiendo que ahora se vuelva al alquiler y se venda lo comprado. 
Algún economista nos lo tendría que argumentar para tranquilidad del personal. 
Están vendiendo nuestro patrimonio y lo peor es que no nos han preguntado, no nos han consultado.


Por este rincón nos hemos quejado de los caros alquileres que viene pagando el ayuntamiento de la capital por algunas de sus dependencias, y nos ha parecido bien que se compren edificios para evitar esos alquileres. 
¿Qué diría la oposición si ahora Luis Rogelio decidiera vender para volver a los alquileres de antaño? 
No se oye a esa oposición almeriense hablar sobre la enajenación del patrimonio almeriense por parte de la Junta, y las dos fuerzas están en el gobierno sevillano. 

Se anuncia la venta de cinco edificios propiedad de los almerienses ¿y mañana? 
¿Qué se pondrá a la venta? 
Asustado estoy cuando depende de los políticos. 
Se inicia con la venta de un edificio en la calle de las Tiendas y se acaba vendiendo la mismísima Alcazaba. ¿Exagero? 
Más de un palacio ha salido de nuestro país piedra a piedra. 
De unos políticos que están dispuestos a especular con el patrimonio público se puede esperar cualquier cosa.
Por dinero son capaces de hasta vender a su madre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario