lunes, 8 de diciembre de 2014

¿Se puede decir lo mismo de los políticos?

Transparencia

El ayuntamiento de Roquetas el más transparente de la provincia



Si la oposición se queja, critica y da voces al pregonero de las cosas que hace mal el equipo de gobierno de Roquetas de Mar, ¿debería hacer lo mismo cuando se le premia por algo positivo? 

Mientras no seamos capaces de reconocer lo bueno que hace un político y su equipo de gobierno y sólo veamos la parte negativa, no estaremos siendo justos con ellos, como tampoco estaremos mandando un mensaje de independencia por nuestra parte. 

En las últimas semanas se nos ha comunicado que el ayuntamiento de Almería es bastante opaco, y así se ha recogido por los medios. 
Qué duda cabe que el tratamiento dado ha sido distinto dependiendo de quién escriba, pero a eso supongo que ya están ustedes acostumbrados. 

Se dice lo contrario de Roquetas, se le otorga un premio por su transparencia, el mayor de la provincia, se recoge en letra impresa, pero el ciudadano no ha leído la noticia en los comentarios de opinión.

Me comenta Rogelio Mena que no tiene nada que ver la cuestión jurídica y política con lo que le está ocurriendo a él en el ayuntamiento y la petición del fiscal. 
No se le está acusando de corrupción a Rogelio, nadie lo hace, pero algún alcalde de Antas fue inhabilitado por no dar información a la oposición. 
Nadie le acusó de corrupción, pero se tuvo que ir a su casa. 

La política es así. 
¿Le puede pasar a Rogelio? 
Le puede ocurrir. 

Tampoco se le acusa de corrupto a Gabriel Amat. 
Dar un permiso con los informes de los técnicos a favor es ajustado a ley mientras la justicia no diga lo contrario, y a él sí se le ha pedido la dimisión por activa y por pasiva. 
Su jefe Pedro Sánchez ha sido muy claro, mientras no se abra juicio no hay por qué dimitir. 
Vale, aunque algunos de sus compañeros ya dicen otra cosa.
Si mañana la fiscalía pide la apertura de ese juicio oral a Amat, uniré mi voz a la de ustedes, mientras, no es él el que tendría que estar haciendo la maleta.

Nos cuesta trabajo reconocer la labor positiva de los demás, y si son rivales políticos para qué hablar. Mientras no superemos esa posición, mientras no seamos capaces de tener la misma vara de medir para todos los políticos, condenados nos vemos a vivir con unos donde la verdad andará siempre escondida bajo las alfombras de sus intereses. 
Es lamentable, pero es lo que tenemos. 
Si eres de los míos o no marcará la verdad política a defender en cada momento. 
Triste sino






No hay comentarios:

Publicar un comentario