viernes, 5 de diciembre de 2014

Los embustes de los políticos

Infraestructuras

Susana Díaz: “Que el Ave no llegue a Almería tarde y mal”

Mucho me temo presidenta que llegue tarde. 
Camino lleva de superar el retraso de la A-92, se acuerda, que fue de más de diez años. 
Había que aunar voluntades con Sevilla pero la de los almerienses con diez años de retraso. 

Desde que el señor Rato nos dijo que el Ave llegaría en el 2005, la década de demora se cumple en meses, por lo que cierto es que llegará tarde, más que la A-92. 
Por cierto, ¿la A-92 llega hasta la capital? 
Recuerdo manifestaciones para que llegara ¿se acuerdan ustedes? 

Lo de que encima el Ave llegará mal está aún por ver. 
Tampoco nos extrañaría, no crea. 
Uno desearía que viniera (el Ave) de la mano del materno-infantil. 
¡Menuda pareja! 
¡Qué ilusión! 

También lleva el materno camino, doña Susana, de llegar tarde, incluso ya no se sabe si se le espera en algún momento, y ya veremos si cuando lo haga, lo hace también mal. 
O el final de las obras de la casa consistorial, que sobre sus hombros atesora tan largo retraso como el Ave o más (y encima las están troceando y haciendo que la paguen los propios almerienses sin que se les caiga la cara de vergüenza en aquella orilla del río Betis). 

¿Llegará pronto y bien la variante de Roquetas, presidenta? 
De eso no toca hablar hoy. 
Claro. 
Aquí sólo se habla de lo que le interesa al político de turno. 
Al ciudadano y a sus reivindicaciones que le den.

 Sabe lo que nunca llegará a Almería, doña Susana, cien hectómetros de agua del plan hidrológico nacional que fue dinamitado por su partido. 
¿Se acuerda? 
Fue ganar Mr. Zapatero y a tomar viento el trasvase del Ebro. 
Lo importante era la última piedra, dijo Mr. Chaves, pero se quedó en la primera, como está por ahora el materno-infantil. 

Con el agravante para los regantes almerienses de que tampoco el actual gobierno de Mr. Rajoy está poniendo el más mínimo interés es despertar el citado plan. 
Dios los cría.


Los vecinos de pueblos como Alboloduy, Terque, Alhabia, Santa Cruz o Alsodux tienen que viajar aún por una parte del famoso Ricaveral, ya que usted y anteriores olvidaron a estos ciudadanos. 
En los tiempos de Blas Díaz Bonillo al frente de la delegación de fomento ya se hablaba de una carretera que uniera a estos pueblos con la nueva de la Alpujarra. 
¿Cuántos años han pasado? 
Hasta el proyecto desapareció. 
¿Llegará algún día señora presidenta? 
Por usted ya veo que tarde, mal y nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario