miércoles, 24 de diciembre de 2014

Escuela de pastores, futuro de Andalucia

Pastores

La Junta anuncia la creación de una escuela de pastores


Los dirigentes de la Andalucía imparable quieren buscar nichos de empleo para las nuevas generaciones de andaluces en los duros, durísimos trabajos de nuestros antepasados. 

¿Nos olvidamos de las nuevas tecnologías, la investigación y demás mandangas y volvemos al adorable y bucólico campo y a la noble cabra? 
El futuro de Andalucía está en el pastoreo. 
El trabajo futuro de nuestros jóvenes está en cuidar cabras por los montes de nuestra tierra. 
Y para ello nada mejor que crear una escuela de pastores. 
Como lo han leído: “Una escuela de pastores”. 

Tenemos que enseñar a los jóvenes almerienses a silbarles a las cabras, apoyar el bastón entre los riscos, saber vivir seis meses en la soledad de los altos picos, cuidar al perro que protege a las cabras y hacerse la comida, cosa esta muy importante. 
Tenga en cuenta señores profesores que en la altura de muchos de esos riscos no hay cobertura para los móviles, díganselo a los futuros pastores.

A los jóvenes nos le vendría mal una revista tipo Interviú de vez en cuando, para solaz y recuerdo de lo que se pierde o se gana en la soledad de la montaña y algún curso de onanismo ante los seis meses de soledad que les espera. 
Y después, tras su paso por la escuela de pastor, con el carnet de pastoreo en la mano, tendrá una magnífica oportunidad para encontrar trabajo. 
Por lo menos eso es lo que dicen los políticos que presentaban en Los Vélez almerienses la ya famosa escuela de pastores almeriense. 
Espero y deseo que dentro de unos años no la cierren por falta de riego económico como le ha ocurrido a la de Fines y la piedra.


Cuando leía la noticia no sabía si tomarla en serio o esbozar una sonrisa. 
Miré el almanaque, no era el veintiocho de diciembre, los inocentes aún estaban lejos, debía ser verdad lo que nos decían unos señores que habían prohibido en su día que las cabras subieran a ramonear a las cumbres, que cambiaron de idea cuando alguien les dijo que quien mejor lucha contra el fuego son ellas y ahora ven en las duras cabras el mejor nicho de empleo para la juventud andaluza. 
Y para ello, vamos a crear una escuela y les enseñamos a ser pastores. 

El bastón será un rayo laser, el perro un robot solar que tras cuidar las cabras servirá fielmente al joven pastor en todo lo que necesite. 
Los pastores del futuro serán una realidad gracias a la Junta de Sevilla.
Increíble, pero cierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario