martes, 11 de noviembre de 2014

¿Todos corruptos?

Corrupción

No todos los políticos de nuestra Almería son corruptos.



No sé, no sé. 
Es de imaginar que alguno sano debe quedar por ahí, pero si quieren que les diga la verdad cuesta trabajo encontrarlo.
Lo habrá, no digo que no, pero el personal está harto, hasta las narices de que les tomen el pelo, les engañen y les saquen hasta la cera de los oídos.

Acaban de imputar al alcalde de Roquetas por diez viviendas presuntamente ilegales y unos cuantos más andan con causas abiertas.
Me dirán ustedes que son más de cien alcaldes los existentes en Almería, y es cierto, y que entre el ciento largo habrá más de uno y de dos honrados, es de esperar y de desear que sea así.

 Lo último que hemos sabido es que ochenta y dos municipios ya están en condiciones de hacer efectivo el decreto de la Junta para legalizar las miles de viviendas ilegales construidas. 
¿Y los demás? 
Deben estar trabajando en ello si tiene alguna casa en esa situación, supongo. 

¿Está dando a entender que todos esos alcaldes tendrían que estar imputados por permitir la construcción ilegal de viviendas? 
No sé. 
Ustedes mismos. 
Pero parece lo lógico, ¿no? 

Si lo hacen con unos cuantos, no se entiende que los demás no se encuentren en la misma situación.
Si de ciento dos alcaldes almerienses ochenta y dos reconocen que ya están preparados sus ayuntamientos para legalizar sus ilegales viviendas a través del decreto de la Junta ¿no se está reconociendo en el fondo un delito urbanístico?
De los veinte restantes aún no se sabe, pero es de imaginar que alguno más estará trabajando por y para lo mismo.
Complicado panorama el que se presenta. 

No han sido diez o cien viviendas las ilegales, estamos hablando de miles, decenas de miles las levantadas en los paisajes almerienses.
¿Es corrupción el haberlas permitido? 
Si es así, ochenta y dos alcaldes, más los que se sigan sumando en el futuro cercano, estarán reconociendo que han cometido un delito contra el planeamiento urbanístico de sus municipios y las leyes de la Junta. 

¿Y a quien comete un delito cómo se le llama?

Y apareció la Junta. 
Ahora tiene que arreglar el desaguisado de sus miles de leyes que lo único que han conseguido es la paralización de los pueblos o que sus alcaldes hayan tenido que mirar para otro lado si querían que sus municipios tuvieran una oportunidad de vivir un poco mejor. 
Y los alcaldes no se enfrentaron a ella y se tragaron leyes que ahora hay que cambiar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario