domingo, 9 de noviembre de 2014

Gabriel, qué nos dirá hoy?

Gabriel Amat

“Haré lo que tenga que hacer y donde tenga que hacerlo”.

Buen retruécano el suyo, don Gabriel, pero no convence al personal. 

A los políticos se les debe exigir un plus de transparencia, de honestidad, de honorabilidad y sobre todo de explicaciones cuando de la cosa pública se trata. 
Está bien que usted “haga lo que tenga que hacer y donde tenga que hacerlo” siempre que se trate de su vida privada, familiar, de negocios, íntima…

Cuando se trata de su vida pública (y ella afecta a los ciudadanos) ya no está tan claro lo de “haré lo que tengo que hacer y donde tenga que hacerlo”. 
Lo siento don Gabriel, pero no puedo estar de acuerdo con usted. 
Le debe usted una explicación a los ciudadanos, a los que le votaron para la alcaldía de Roquetas y a los que no le votaron para ser presidente de la diputación provincial. 

Esconderse tras “haré lo que tengo que hacer y cuando tenga que hacerlo” no le sirve. 
No es que queramos saber, es que debemos saber lo que se esconde tras la historia de la Fabriquilla por la que ha sido usted imputado. 
Usted nos puede indicar que ante el juez lo explicará todo, y eso tendrá validez para el señor juez, pero no para el ciudadano, votante o no del Partido Popular.
Los almerienses que le tienen como alcalde, los que le comparten como presidente de partido y los que le ven sentado en el trono de la diputación desean que usted les explique lo ocurrido.  

Siento que no le haya gustado la imputación, pero por eso debe darle su versión a los almerienses. 
El no hacerlo, el salir con: “haré lo que tenga que hacer y donde tenga que hacerlo” suena a mala escusa y a bastante prepotencia. 
¿Y no piensan ustedes que a algo de “chulería” en el fondo? 
Cuando los políticos se ponen nerviosos meten el pinrel doblemente. 
No sólo quedan mal por no dar explicaciones, es que encima quedan de orgullosos y prepotentes cuando se quieren salir por la tangente con un: “haré lo que tenga que hacer y donde tenga que hacerlo”.



Don Gabriel, ¿sabe donde tendría que haberlo hecho ya? 
El primer lugar en el salón de plenos del ayuntamiento de Roquetas de Mar, sus votantes directos. 
Tendría que haber dado también sus explicaciones en el salón de plenos del palacio de la calle Navarro Rodrigo, el de todos los almerienses. 
Ha perdido el tiempo, ha quedado en entredicho ante el ciudadano y al final ha tenido que aceptar un pleno extra hoy en Roquetas. 
No aprenden.

No hay comentarios:

Publicar un comentario