sábado, 1 de noviembre de 2014

En el rico y rápido tren

Viajar en tren

El presidente de Asempal pide a los políticos que viajen en tren


No lo van a hacer don José, y usted lo sabe. 
Pero me parece perfecta su propuesta. 
Si Luis Rogelio, Eugenio, Jesús, Carmen, María del Mar y el resto de diputados y senadores del Pp lo hicieran, si se pasaran más de seis horas en el tren que une Almería con Madrid dejaban la política o se ponían en huelga de hambre en las puertas del ministerio de fomento. 

En saco roto caerá la sugerencia del señor Cano. 
Ellos en avión y en primera, que para eso pagan los impuestos de los ciudadanos. 
Dicen los estudios que Almería está a la cabeza del dinero negro, ¿y qué quieren si con nuestros impuestos les tenemos que pagar sueldos, viajes en avión y la estancia (no se le olvide) a tanto político como dice representarnos? 

Poco es el dinero negro que usamos con tanto gaznápiro político como nos rodea. 
Y por si eran pocos los pagos a los que viajan a los madriles, ahí tienen a los que lo hacen a la tierra de María Santísima, la gran Sevilla. 
Un avión para ellos solos, pues solos van la gran mayoría de las veces, pero como siguen pagando los mismos, ellos a disfrutar de la buena vida.
Y así llevan décadas. 

Estoy con don José y llego un poco más: 
Habría que obligarles a que viajaran en tren, el de Sevilla también se las trae. 
Claro que para el de Sevilla hace algún tiempo se ponían de acuerdo y viajaban en un solo coche, pero a la hora de cobrar ¿qué creen ustedes que hacían? Cobraban como si cada uno hubiera viajado en su propio vehículo. 
Por un ojo de la cara nos salen los padres de la patria. 
De tontos no tiene ni un pelo estos políticos nuestros.

Hoy son los del Pp los que mandan, pero nos olvidamos que el actual tren lleva muchas décadas de lento traqueteo por el camino de hierro, las últimas mandando unas veces el Pp y otras el Psoe. 
Las más el Psoe y tampoco se les vio un aporte mínimo a solucionar el largo viaje que nos separa con Madrid o el que lo hace con Sevilla. 
Por lo que habría que pedirle a Rumí, Pérez Navas, Coves, Gracia y cía que a viajar en los vagones del talgo para que sepan lo que es bueno, para que conozcan la realidad que disfrutan los ciudadanos cuando viajan a Madrid y que con sus impuestos pagan sus primeras en avión.

 No lo harán, don José, no lo conseguiremos. 
Les vemos satisfechos bajando juntos (Pp-Psoe) por las escalerillas del avión en el aeropuerto Adolfo Suarez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario