miércoles, 19 de noviembre de 2014

Ayer se derribaron las dos viviendas

Derribos

La Junta anunció el derribo de dos viviendas 



Hace unos días nos hacíamos eco por este rincón de la denuncia del presidente del Sindicato Médico de Almería, Nicasio Marín, de cómo la presidenta del gobierno de la Junta se pasa las sentencias judiciales por el forro de sus caprichos. 

Algún propietario nos ha enseñado sentencias que no han cumplido los presidentes que han pasado por el gobierno de la Junta de Andalucía (hoy con investigación abierta por el supremo por el caso de los Eres) en lustros y décadas en temas urbanísticos. 

Pero pasen y vean las prisas que se toma doña Susana Díaz a la hora de derribar, abatir dos viviendas de dos familias británicas en la localidad de Cantoria. 

Dos varas de medir tienen los presidentes del gobierno andaluz. 
O tendríamos quizás que decir que un poco sectario es el comportamiento de los señores y señora en la cuestión de acatar las sentencias de sus señorías. 

Si son ellos los perjudicados no hay cumplimiento de sentencia por muchas veces que te las haya exigido la justicia, si no lo son, a cumplirla.

Qué les importa a ellos que el nombre de Almería vuelva a aparecer en media Europa como protagonista en el derribo de las viviendas de unas familias que buscaron la tierra del sol para pasar los últimos años de su vida.
Eso, qué puñetas les importa. 
Con una mano te dicen que están haciendo un decreto para salvar las miles y miles de viviendas compradas con buena fe en nuestra provincia, por otro te anuncian el derribo de dos de ellas que tienen sentencias firmes. 

Vamos, que ellos ya nada pueden hacer. 
A que se echan a llorar estos mojicones. 
¡Qué cara tienen! 
¡Qué vergüenza de políticos! 

Sentencias firmes guardadas en los cajones tienen a cientos y con peticiones judiciales de ejecución desde hace años. 
Pues nada, el dieciocho (ayer) si no hay una fuerza mayor que lo impida, la prensa de Europa volverá a recoger en su primera página, como ya ocurrió en ocasiones anteriores, que en Almería se le derriba la vivienda a dos familias inglesas.

José Antonio Flores me contaba hace años que se encontraba en Inglaterra cuando el derribo de la casa de los Pryor, y que no había tabloide que no recogiera la noticia en primera página.

El desarrollo futuro de nuestra provincia tendrá que agradecer a los presidentes de la Junta de Andalucía la gran publicidad que conseguimos con los dos derribos de Cantoria. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario