viernes, 17 de octubre de 2014

La casta Susana se ganó a los empresarios

La presidenta

Nunca pasa desapercibida doña Susana cuando viene a Almería



Encantó a los representantes de los empresarios. 
Con la boquita abierta y cantando maravillas salieron el hombre de la Cámara y el de Asempal. 

En el trato corto, aseguran, enamora doña Susana. 
Derretidos ante el arte que desprende la presidenta, los empresarios almerienses vuelven a reencontrarse con la alegría y la esperanza de la nueva etapa de la Junta con Susana a la cabeza. 

En momentos de crisis como los que se viven, no deja de ser una alegría tener una mujer cerca y cercana que nos llena el corazón de ilusiones ante los tiempos aún por vivir. 
Se entienden las sonrisas abiertas, el baile de los ojos, la alegría de las palabras. 
Hipnotizados, así dejó la presidenta a sus visitantes y en sus declaraciones la demostración. 

Si lo consigue con los empresarios, qué no va a conseguir con los ciudadanos almerienses. 
Ya asegura que el Psoe, su partido, es el primero de la provincia.
Hipnotizados nos tiene ya Susana, y eso que no ha desplegado todavía todo su encanto con los futuros presupuestos de la Junta, cuando lo haga no sólo hipnotizados, entregados en cuerpo, alma y voto estaremos. 
Ya lo verán.

Me ha gustado una de las frases por ella pronunciada. 
Me tiene grogui de satisfacción. “Si hay dinero para el Ave a Murcia debe haber para Almería”. 
Miren ustedes por donde ella tiene dinero para veintidós centros de salud en Marruecos y no para el materno infantil de Almería. 
Si tiene dinero para la salud en Marruecos debe tener para la de Almería ¿no cree doña Susana? 

Seguro que me contesta el señor Valdivia que no es lo mismo, que la sanidad de Almería no tiene ninguna carencia, todo lo contrario, sobran camas y por eso las tienen que reservar. 
Tras la visita de la señora Díaz, me vuelvo a creer aquello de “Almería imparable” en manos de la Junta del Psoe.

Solucionada variante del Almanzora, en conversación la de Roquetas, firmado convenio plaza Vieja, en vías de solución las más de doce mil viviendas alegales en la provincia y promesas a los empresarios de que se hablará y se negociará todo lo concerniente al sector, a la agricultura y hasta el patronato de la Alcazaba. 

Lo dicho: 
“Almería imparable”. 
Y si encima nos lleva en el corazón, como ha venido asegurando en cada ocasión en que ha tenido oportunidad, es comprensible que Almería esté entregada a los irresistibles encantos de la presidenta andaluza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario