viernes, 3 de octubre de 2014

IU. Rodrigo contra Esteban

Primarias

En Izquierda Unida Rodrigo González contra Rafael Esteban


Sigo pensando que las primarias son una feroz batalla dentro de un partido que deja muertos y heridos en los armarios. 
Cuando no están viciadas de nacimiento y deja en el militante una sensación de engaño y tomadura de pelo por parte de los dirigentes digna de mandarlos a freír todos los espárragos del campo.
Las primarias de Maillo no fueron un dechado de perfección, recuerdan. 

Rodrigo ya nos anuncia que se presenta a las primarias para desterrar el “neoliberalismo” del ayuntamiento. Rafael no debe haber trabajado por ello cuando su contrincante lo reivindica en su campaña. 
Llega a más don Rodrigo cuando quiere pasar de un ayuntamiento “representativo” a uno “participativo”. Don Rafael tampoco ha debido luchar por la participación. 

Total, si analizamos lo manifestado por el candidato a las primarias, señor González, ¿a qué se ha dedicado el señor Esteban en estos años de concejal de Iu en la capital?

No voy a defender a don Rafael, capacidad tiene él mismo para ello, ¿pero creen ustedes de verdad que si hubiera estado don Rodrigo de edil todos estos años tendríamos una corporación más “participativa” o menos “neoliberal”? 
Por favor don Rodrigo, otros argumentos son los que necesita el personal si los quiere convencer para que le voten. 

En un pleno pasado el edil de Izquierda Unida, quizás presionado por su contrincante en las primarias o por el tirón de Podemos que anuncian las encuestas, manifestaba la necesidad de “municipalizar” el servicio de transporte de la ciudad. 
Es la primera vez, en todos los años que lleva el señor Esteban sentado en el salón de plenos, que de una manera oficial defiende que el servicio de autobuses deje de estar en manos de una empresa privada y pase a la de los “políticos”. 
Lo que nos faltaba, la gestión en manos de María Muñiz. 

Cuestiones así ni siquiera se oyeron cuando con su compañero Diego Cervantes en Urbanismo mandaban en el equipo de gobierno de Santiago Martínez Cabrejas. 
Entonces no les debía parecer oportuno, claro que entonces no estaba Podemos pisándoles los sillones ni Rodrigo dispuesto a ganarle unas primarias. 
Lo que cambia la vida cuando notas que alguien te está soplando tras las orejas.


 Reitero, las direcciones de los partidos deben encontrar fórmulas para elegir a sus candidatos que no se conviertan en sangrías dentro de las organizaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario