jueves, 23 de octubre de 2014

¡Aquellos tiempos de la Expo-Agro!

Feria

La feria agrícola de Madrid nos trae el recuerdo de nuestra Expo



En estos días en que Madrid se llena de colores y aromas agrícolas almerienses, uno no puede olvidar aquellos mágicos días que se vivían en nuestra Expo-Agro. 

Qué pena y rabia se siente ante la manta de inútiles que han estado al frente de la Expo y que la llevaron hasta el precipicio de la derrota y la ruina. 
Años de ilusión se vinieron abajo por culpa de unos señores que se dedicaron a vivir alegremente a la sombra de una feria que llenaba locales y escenarios en sus primeras ediciones. 
Una feria que provocó incluso la creación de un palacio (cierto que más parece un palomar) con sus negocios anexos. 
Una feria que propició más de una tarjeta de oro a algún directivo, de esas que no hay que justificar los gastos, y que entre unos y otros dejaron caer rodando por las escaleras levantadas ante el pabellón, hoy convertido en gran cocina donde enseñar el noble arte culinario.

Qué rabia pensar en aquellos tiempos y en los hombres que hundieron la feria. 

Y se siguen paseando y pavoneando por calles, plazas y plataformas de Almería. 
Se cargaron una feria tras veinticinco ediciones y ni siquiera pidieron perdón por ello. 
Lo mismo ni ellos mismos se percataron de que la estaban matando, de tan inútiles como son. 

Ojeen la prensa de aquellos años, busquen las fotos de los responsables de la Expo, sus explicaciones sobre la misma e irán viendo el hoyo en la que la iban sumergiendo. 
¿No la defendimos lo suficiente los medios? 
Es posible que eso fuera. 
Los intereses comerciales siempre marcan y una feria aportaba un extra a contabilizar en la cuenta de resultados. 

El problema es que no supimos o no quisimos ver lo que ocurría en la Expo y al final hemos perdido todos, empezando por el sector agrícola. 
Los árboles no nos dejaban ver el bosque de “alcornoques” que se iba tragando la ilusión y el orgullo de una provincia.

Alguien se atrevió a decir que la feria de Madrid complementaria la de Almería, ¿se acuerdan? 
Valiente lumbreras. 
La realidad es que la Expo-Agro de Almería está olvidada, que Madrid nos ha fagocitado y que sólo nos queda una expo de caza y agricultura en Níjar que intenta mantener en alto el pabellón de una provincia que se ha dejado arrebatar, tras dos décadas y media, una feria que llevaba con orgullo el modelo de su agricultura intensiva por el mundo. 
Una feria de hombre y mujeres de Almería.


No hay comentarios:

Publicar un comentario