lunes, 1 de septiembre de 2014

Y sin ave

Turismo

El mejor julio de los últimos años, dicen los hoteleros.

Y eso, tomen nota, sin tener aún el Ave circulando por los tapiados túneles de la provincia.
El día que lo tengamos habrá que construir cientos de Algarrobicos en la costa y en la capital ante la avalancha de visitantes que va a recibir la provincia.
Luego si hace falta los tiramos.
En Almería somos así, queridos.

Si llegan tantos turistas habrá que darles una cama donde descansar ¿no?
Y si sin tener Ave llenamos hasta la bandera los hoteles que tenemos actualmente, se pueden imaginar la que vamos a liar cuando éste llegue a las terminales de la provincia.
La única persona que seguirá con mala cara será doña Trinidad Cabeo, que si continua de presidenta de la autoridad portuaria no verá como el Ave entra en su puerto.

Entre la presencia del Ave y las campañas del Patronato de Turismo de Diputación, Almería se va a salir. ¡Qué puntazo!
Perdón, me indican que retire lo del Patronato, que éste desapareció hace tiempo.
Es cierto, un día desapareció la gerente sin dar muchas explicaciones al cese voluntario y el presidente Amat, o quizás el vice Aureliano, decidieron cerrar el mismo.
¿Tuvieron algo que ver las facturas falsas que aún colean por los juzgados?

No tenemos Ave y llenamos en julio, no tenemos Patronato de turismo y llenamos en julio.
Qué alguien, por favor, nos explique lo que está pasando en Almería.

Se acaban de reunir en manifestación contra el gobierno los empresarios por el retraso que vienen teniendo las obras del Ave, alegando la ruina que está siendo para Almería su no llegada, y miren ustedes por donde unos compañeros suyos, empresarios hoteleros, nos cuentan que sin Ave y sin Patronato han tenido un mes de julio que no se vivía desde hace no sé cuantos años.
¡Vivir para ver!

Sin Ave y sin ruina.
Sin Patronato y con más turistas que nunca.
No me lo puedo creer.
Desde que don Luciano Alonso, consejero de la Junta, anunció que Almería había recibido seiscientos mil (¿no serían sesenta mil?, lo mismo se quedó en seis mil o quizás en seiscientos, mira que si fueron sesenta) visitantes para aquellos paseos de catamaranes por nuestro puerto, no teníamos una noticia tan feliz en el mundo del turismo.
Y sin Ave, y sin Patronato.
  
Ironías aparte, la noticia es positiva para un sector que llevaba muchos años esperando un poco de lluvia dorada.
Que no sea una sólo una tormenta de verano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario