sábado, 6 de septiembre de 2014

VAYA CON EL MILENIO

Milenio

Voces contra el milenio que nos están ofreciendo los políticos.

En el pasado mes de julio creía que era de los pocos que veía el desastre en que estaba cayendo la organización de la celebración del milenio de Almería por parte de las administraciones. 
Han pasado unos meses y la prensa se ha llenado de voces y opiniones que nos han dado puntual cuenta de la nefasta puesta en escena, con la Alcazaba cerrada al público incluida, de los llamados actos centrales de la gran fiesta milenaria.

 Lo más grave de estas situaciones es que nadie se hace responsable del desaguisado; nadie da la cara ante una realidad que ha resultado triste y traicionando encima a la ciudadanía al cerrarle la puerta del más importante monumento de todos: La Alcazaba; 
nadie pide disculpas; 
nadie dimite. 
¡Dimitir, está usted bueno! 

Los políticos se han instalado en el silencio. 
Dirán que están de vacaciones, que también tienen derecho a ellas. 
Y es cierto. 
Vale, ya estamos en septiembre, ¿tendremos ahora sus explicaciones, sus disculpas o sus dimisiones? Las esperamos.

¿Sabrá doña Susana Díaz, la presidenta también de los almerienses, que se cerró la Alcazaba para los ciudadanos, que fueron sólo unos cuantos, los más letrados y amigos de sus amigos los que tuvieron invitación para el acto a celebrar? 

Mucho predicar aquello de a favor del pueblo y para el pueblo, pero a la hora de la verdad le dan con la puerta en las narices. 
Con un par

Oiga, ¿y si doña Susana no sabía lo que estaba ocurriendo en Almería con la celebración del milenio, que todo es posible? 
Si es así lo tiene fácil, cese fulminante de la responsable o responsables si es más de una, aclaración ante la opinión pública almeriense y de vuelta a disfrutar de su hermosa Triana natal.


Lo que no entiendo es la postura de meter la cabeza debajo del ala por parte de Luis Ro Y Gabriel Amat. ¿Tienen algo que ocultar? 
Deben tenerlo, pues no se entiende que guarden un clamoroso silencio ante unos hechos que han sido denunciados por colectivos ciudadanos y que han apuntado especialmente a la junta como responsable del potaje organizado. 

Si el ayuntamiento de la capital y la diputación han colaborado en el montaje de los actos del milenio y no se quejan de lo hecho por la junta, habrá que pensar que algo tendrán que ver también ellos en el gazpacho organizado. 
Por cierto: Deberían ir a los cursos de gazpacho de doña Trini Cabeo, dicen los parados de Pescadería que le salen buenísimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario