viernes, 5 de septiembre de 2014

¿Se nos cae la feria de la noche?

Feria de Almería

Hacía años que la feria de agosto no recibía tantas críticas


Y no sólo de la oposición, que estas se entienden y se comprenden desde la rivalidad política. 

La sensación que se ha vivido (guiños aparte del concejal de festejos que el hombre debe andar un poco mal de la vista) es la de fracaso en toda la línea. 
No se ha hecho nada desde el ayuntamiento por la del mediodía, se quiere que fracase, y en eso andan los muchachos que tenemos como ediles. 
Están tirando piedras sobre sus cabezas y alguno puede acabar escalabrado. 

Pero no hablemos de concejales, pongamos al culpable por delante, y este no es otro que el propio alcalde, que bendice todo lo que le ponen por delante sus concejales y consejeros políticos. 
Se cargan la del mediodía sin conseguir salvar la de la noche, que presentaba una desnudez llamativa a partir de las doce. 

En dos ocasiones, primer sábado y miércoles de mal recuerdo, una orquesta tocaba a la doce y treinta de la noche en la caseta de los populares para seis personas. ¡Se morían de éxito!

Paco Iglesias, amigo del Luis Rogelio y hombre fuerte del Csif, no ha tenido más remedio que decir las cosas como son: 
Nos pensaremos montar caseta en el año que viene. 
No hay mayor crítica que ésta, ofrecida por el Csif. 
Si ya son pocas…, al final nos quedamos con la popular que pagan todos los ciudadanos y rompe caderas, la cerrada del trinquete, la de La Voz y la de Iu con sus mojitos, éste año bastante flojos, por cierto. 

Don Luis puede decir lo que le parezca sobre la economía, es hombre libre para ello, pero los feriantes han venido manifestando que el personal no ha acudido masivamente al recinto, y si no acude el ciudadano tampoco lo hace su dinero. 
El argumento no tiene contestación, querido alcalde, aunque entiendo que no te guste, pues te están diciendo de todo por la feria, y sabes lo peor, que ni los tuyos te pueden defender. 

Te has empeñado, alcalde, y vas a llevar a la feria a sus niveles más bajos de la historia.

Y es que no te veo valiente para darle los cambios que necesita y pide el ciudadano. 
No te veo decidido a ser el alcalde que necesita la ciudad en estos momentos críticos o difíciles por los que atraviesa la feria de Almería. 

No olvidemos que hablamos de los días grandes de la ciudad, y eso requiere mucha valentía por parte de los hombres y mujeres que dirigen la ciudad. 
¿Se tiene ese valor, alcalde? 
Las miradas buscan a Venzal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario