martes, 9 de septiembre de 2014

Las tasas de las casetas

Casetas

Luis Rogelio le quiere quitar las tasas a las casetas de feria



Yo le propongo al señor alcalde que en vez de quitar las tasas a las casetas de feria de la noche, como ha anunciado, nos quite a los ciudadanos el pago del IBI de las nuestras. 

No entiendo que se quiera desde el ayuntamiento beneficiar a un colectivo como es el de los feriantes y seguir tocando los bolsillos de los ciudadanos. 
Creo que sería de justicia social y ciudadana que ese descuento municipal lo recibieran los almerienses en el ibi de sus casas, en las tasas de la basura, el agua, la zona azul y tantos otros impuestos como pagamos para el bien lucir y el mejor vivir de tantos políticos y asesores como adornan el salón de plenos municipal. ¿Adornan? 
Usted mismo.

¿Cree don Luis que si les baja o les quita las tasas a las casetas estas se van a llenar en la feria de la noche? Los caseteros tienen muy claro que la feria del mediodía les ha estropeado el negocio de la noche. 

¿La solución? 
¿Quitar la del mediodía? 
¿Quitar la de la noche? 
Está claro que las dos se solapan. 
Vivir juntas es complicado, les va a costar dinero y calidad a ambas. 

Los que van a la de día no pasean por la de la noche, y sobre ésta se cierne la desolación. 
Pero claro, don Luis no se atreve a tomar una media contra una de las dos. 
¿Cual cierro, se pregunta el alcalde? 
Si me decido por la del mediodía el sector de la restauración me come, si es la de la noche la oposición me entierra. 

Bajo cuerda viene trabajando en contra de la del centro, pero ni aún así la del recinto despierta. 
Mala baba tiene el asunto. 
Lo siento alcalde, entiendo que debe estar muy enfadado (aunque en la Ser nos contara lo feliz que se siente) con lo fácil y cómodo que es estar sentado en el senado, sin nadie que te critique, en esos madriles festivos, alegres. 

Entiendo que de vez en cuando se le pase por la mente quedarse a vivir en el tranquilo Madrid de los Austrias. 
¡Madrid y sus mocitas, que decía la vieja canción!

La solución que no aportarán los políticos (no se atreverán) tendrá que llegar de los ciudadanos. 
Csif ha puesto el dedo en la llaga: 
No se puede seguir perdiendo dinero en la feria de la noche. 

Si alguna caseta más sigue el camino del sindicato, la feria del recinto, como un azucarillo, se diluirá en la noche almeriense. 
¿Se imaginan ustedes la noche sin la caseta de La Voz? 
¿Y sin foto nocturna? 
Siempre les quedaría la del mediodía.



No hay comentarios:

Publicar un comentario