lunes, 29 de septiembre de 2014

La casta y el serio

Circulación

 Venzal propone pagar parte de la eliminación del paso a nivel del Puche


¿Le ha pedido el señor Venzal permiso a los almerienses para gastarse su dinero en lo que no son sus competencias? 

Uno creía hasta ahora que las cuestiones de los pasos a nivel eran cosa de la administración central (léase hoy gobierno de Mariano Rajoy). 
Pero si queremos que desaparezca el del Puche el ayuntamiento parece que tendrá que rascarse el bolsillo. Ojo, nuestros bolsillos, pues de ellos salen los euros que maneja don Pablo. 

Le tenemos que adelantar el dinero a la Junta para que arregle la plaza Vieja, le pagamos las deudas de talleres y otras lindezas a la espera de que algún día tengan parné (¿usted cree?), y para colmo, ahora tenemos que abonar una parte para que desaparezca uno de los nudos más importantes de circulación en la capital, el del paso a nivel del Puche.
¡Valla tropa de jefes políticos que tenemos tanto en Sevilla como en Madrid! 
¡Ni la de Pancho Villa!

El ayuntamiento de Roquetas de Mar le ofrece dinero a la junta para la variante, un hospital y lo que haga falta. 
El de la capital por el mismo camino anda. 
¿Es justo que tengan que ser los ayuntamientos, sin tener la competencia ni la responsabilidad los que tenga que cargar con los muertos de las administraciones regionales y centrales? 
No parece de justicia. 

¿Pueden y deben los alcaldes y concejales gastarse el dinero de los ciudadanos en labores que no son de su competencia ni de su responsabilidad? 
No deben ni pueden. 
Pero si ellos no lo hacen, los obligados a hacerlo, los que tienen la responsabilidad en estos momentos, doña Susana y don Mariano, no parece que estén por la labor.
 De eso se aprovechan la casta y el serio, de que los ciudadanos estamos hasta las narices de aguantar sus supercherías, sus silencios y sus promesas. 

Tendríamos que negarnos a que nuestro dinero pagara las sombras de otros gobiernos, pero si no se hace aguantamos años y años con colas de coches inmensas en el viejo paso a nivel de El Puche por donde circula el caballo de hierro.
¿Y esto ya va a ser siempre así? 
Mucho me temo que los de arriba se han aprendido el truco y que a partir de ahora se van a dedicar a la rica sangría de ciudadanos y ayuntamientos. 

Decían los viejos hace siglos que las mismas curaban algunas enfermedades, ahora, los actuales chupasangres lo que van a sanar son sus macilentos bolsillos. 
La política.





No hay comentarios:

Publicar un comentario