lunes, 29 de septiembre de 2014

¿Justicia tras siete años?

Justicia

Siete años tarda la justicia en archivar una denuncia en Huércal Overa.



¿Y a esto se le puede llamar justicia?

Siete años para que su señoría no vea en la denuncia motivo para seguir adelante y decida su archivo. 
¡Siete años! 

Durante siete largos años más de 22 personas de Huércal Overa, vinculadas al ayuntamiento y al Partido Socialista han vivido con la espada de la justicia sobre sus cabezas y la de sus familias. 
No hay derecho. 

¿Quién les quita los años soportados, los comentarios vertidos, las miradas a hurtadillas del resto de los vecinos del pueblo? 
Luis García Collado y sus compañeros de corporación y de partido han denunciado en todo momento que la denuncia era un montaje del Partido Popular, por entonces en la oposición, contra el equipo de gobierno socialista en el ayuntamiento. 
Y la justicia ha tardado siete largos años en darle la razón. 
¡Siete! 

¿Alguien puede decir con la cara bien alta que esto es justicia? 
¡Venga ya, no diga sandeces!

¿Y no hay quien pague por ello? 
Eso, eso. 
¿Los denunciados tienen que olvidar los años pasados? 
¿El juez se irá de rositas tras los siete años de marrón vividos por Luis y compañeros? 
Y de los denunciantes ¿qué? 
¿No tienen ninguna responsabilidad los concejales del Pp que presentaron la denuncia? 

Está bien lo de tirar la piedra, pero lo de esconder la mano ya no es de recibo, por mucho que lo intenten los políticos de turno. 
El que la hace la paga. 
El que la tira tiene la responsabilidad de recogerla y de aceptar las consecuencias. 

No sé lo que hará Luis García y demás denunciados en su día, pero me parecería de lógica que sentaran al juez en el banquillo, por lo que se entiende es una clara negligencia en sus funciones a lo largo de años y años, y a los populares por un montaje contra ellos que se ha mantenido en el candelero político-judicial durante siete largos y amargos años. 

No está de más que en este país cada palo empiece a aguantar su vela. 
No lo harán, ya lo verán. 
El hoy por ti, mañana por mí seguirá pesando en la oscura existencia de esos señores que se llaman políticos y padres de la patria.
Cuando para conseguir un rédito político se acude al montaje y la puñetera y lenta justicia te lo desmonta, lo menos que se merece el ciudadano es una explicación. 
Mejor sería una dimisión, pero no vemos a los políticos del Pp de Huércal Overa con esas miras de altura política. 
¿Y humana, la tienen?



No hay comentarios:

Publicar un comentario