miércoles, 6 de junio de 2012

¡Urinarios!





                                                  

                            Queremos "meódromos" en la ciudad








Uno con problema de próstata y sin urinario cerca.
¿Y de miccionar (vulgo mear) que me dicen ustedes?.

Me parece oportuno que Izquierda Unida le pida a Luis Rogelio que abra grifos en parques, plazas, jardines y paseos.
No sólo los niños tienen sed.
Pero nadie parece acordarse de los pobres prostáticos.

Cuando alcalde y ediles lleguen a esta situación se acordarán de lo que aquí pedimos un grupo de ciudadanos.
Esos hombres operados de próstata que cada dos horas tienen que buscarse el alivio que supone dejar salir el pipí.
¡Luis Ro, por tu futura próstata!, abre grifos para la sed infantil, pero también urinarios donde podamos desahogar nuestra imperiosa necesidad los operados.

Es lo que nos podemos esperar de ellos, los señores políticos.

Tiene uno que ir pidiendo favores en los bares y cafeterías para evacuar una necesidad, porque el alcalde no ha sufrido aún tan sensible enfermedad.
Y claro, no tiene el hombre la conciencia de lo que sufren los enfermos ante la imperiosa necesidad de aliviar intimidades cada cierto espacio de tiempo.

(Si fuese al contrario).

¿No se lo creen?

Consulten con un enfermo o especialista en urología y sabrán que llegado el momento ese "caliente y amarillo" liquido decide salir por su propia voluntad, como si de un infante meón se tratara, si no le llega el consuelo de la micción (vulgo mear).
Pantalones húmedos.
Claro que él, el señor alcalde, tampoco tendría problemas, alguno de sus cuatro guardaespaldas le buscaría la forma y manera de que consolara la municipal y principal vejiga almeriense.

No me ha quedado claro:
¿Seguro que lleva cuatro?
Pues me parece una barbaridad en tiempos de crisis.

Ya te llegará tu hora.
Entonces te acordarás de nosotros.

¡Cuatro guardaespaldas!

Que nos lo aclare su gabinete de comunicación. 
Pero a los pobres ciudadanos que no tenemos guardaespaldas que nos den con el desconsuelo y la preocupación de buscar y encontrar un lugar donde evacuar.
Y mucho ojo, que dependiendo de donde micciones te puede caer una multa gorda si te pillan algunos de los guardaespaldas del señor alcalde.
Estoy pensando en montar una plataforma pro “Urinarios en la ciudad”.
Hay tantas que una más no se va a notar.
Lo mismo le consigo alguna subvención.
A estudiarlo toca.
Si Javier Aureliano en diputación le da subvenciones a Colega...
Le aseguro señor alcalde que somos muchos, pero muchos, y siempre con ganas de "mearnos" en alguien o en algo.

¿Por qué se va siempre contra los hombres a la hora de la micción en la calle?

Grifos:

Si.
Urinarios:

También.

1 comentario:

  1. Os acordais de los antiguos retretes públicos, atendidos por señoras que te facilitaban papel igienico a cambio de unas perras chicas, "que tiempos aquellos" donde no tenias problemas para mear ó otras necesidades, no solo los prostaticos, sino cualquier ciudadano ó ciudadana que lo necesitaba.
    Quien más lo utilizabamos eran los que bajabamos de los pueblo. Ademas estaban situados en el centro de la ciudad, Puerta de Purchena, Quiosco de la musica, ahora Plaza del Educador ó de la Leche, y en la Plaza Emilio Perez, debajo de la Etatua de la Madre con sus dos niños.
    Que no vuelvan aquellos tiempos, pero si los RETRETES.

    ResponderEliminar