sábado, 23 de junio de 2012

Intervenir la Universidad






                  ¿Teme don Pedro Molina a los hombres de negro?






La alegría se ha marchado de la faz de don Pedro Molina.
Los hombres de negro ¿quizás?


Parece que sí, que les teme.
¿Temen en la dirección de la Ual que puedan ser intervenidos en su trabajo en la Universidad?
Lo mismo sería una necesaria e importante solución.

Que la intervengan.

O una forma y manera de conocer la verdad de lo que estos gestores y anteriores se han venido gastando en el campus.

Que la intervengan.

Leerles la posibilidad de intervención, nos lleva a pensar que, o tienen miedo en el rectorado por lo que se pueda descubrir o les están metiendo el miedo en el cuerpo a los trabajadores.
Los buenos y "malgastosos" tiempos de la Universidad han llegado a su fin.

Que la intervengan.

Es aquello de decirle a los sindicatos y a la gente que trabaja en la Universidad:
"O te aguantas con lo que hay, y ya se conocen los recortes en casi todo, o puede ser aún peor para vosotros si vienen otros a dirigir lo que hasta ahora estamos haciendo nosotros".

Que la intervengan.

Se acuerdan del refrán:

“Más vale malo conocido, que bueno por conocer”.
Pues al cuento.

Y los sindicatos y el personal de la Ual (pobretes míos) a pasar por el embudo que han organizado entre el señor y magnífico rector, don Pedro Molina y el señor gerente.

La segunda de las alternativas a analizar es que esa intervención puede hacer que se descubran lo que las alfombras del campo de la Cañada ocultan, y eso, es comprensible, podría ser para el señor Molina y cía bastante peor aún.

Así nos gustan las alfombras de las administraciones, levantadas.

Que la intervengan.

Metamos miedo al personal con lo que podría venir, que acepten nuestras medidas como lo mejor que  les puede ocurrir en tiempos de crisis, y con ello vamos a cubrirnos las espaldas ante eventuales y posibles intervenciones si se complica la situación.

Si no aparecen los "hombres de negro" los tapices no se descuelgan, las alfombras no se levantan y miel sobre hojuelas.
¡A seguir viviendo que son cuatro años más de mandato!

Por eso: Que la intervengan.

¿Cómo sentó el plantón de los trabajadores al rector magnífico de la Universidad de Almería?
A cuerno "quemao", ¿verdad?
Pues ya sabe don Pedro, donde las dan, las toman.

No hay comentarios:

Publicar un comentario