miércoles, 20 de junio de 2012

El adiós del campeón





                  Javier Arenas deja la presidencia del Pp Andaluz.




Dolores de cabeza para el campeón por las elecciones andaluzas.
Dolores de cabeza por la señora de Cospedal, doña Dolores.
Todo son dolores para el campeón.
¡Pobre campeón!



Desde el mismo momento en que no pudo formar gobierno tras ganar las elecciones en Andalucía, se sabía que don Javier Arenas Bocanegra tenía sus días contados al frente de la presidencia del Partido Popular andaluz.

¡Adiós, campeón!

Lo tendría que haber hecho tras su tercera derrota frente a Manuel Chaves, pero conociendo a Arenas, se sabía que no estaba por la opción de tirar la toalla.
Tuvo otra oportunidad, en su cuarta noche electoral como candidato, ésta con victoria insuficiente y cara de derrota.
Tampoco lo hizo.


Era la cuarta noche electoral de Javier Arenas.
Griñán perdía y se felicitaba, habría gobierno con Iu.
Tú ganabas y te sentías derrotado.
Era la noche de tu adiós, y lo sabías.
 Desde aquella noche ha esperado tres largos meses entre dimes y diretes políticos que tenían a Javier Arenas y al futuro de su carrera política como gran protagonista dentro del Pp.

¿Por qué ha tardado tres meses en decir adiós?

¿Le ha pedido algo a Mariano Rajoy?

¿Le ha apretado las tuercas el presidente nacional?

¿Le ha negado la posibilidad de una quinta vez?

¿Le ha buscado una salida?

¿Cospedal no le ha dejado clavo al que agarrarse?

¿Le han abierto la puerta?

¿Será puente de plata lo que han extendido delante de don Javier?

Los últimos "dolores" políticos al campeón le han llegado de la mano de
Cospedal, Cospedal.
Doña Dolores de Cospedal.
Cómo le pagas el que te aupara al poder.
Sí, lo sé, es la política.
Todos estos rumores, componendas y pequeñas traiciones políticas que van apareciendo a la luz de la derrota, y los que aún se conocerán, se los habría ahorrado si lo comunicado ahora lo hubiera hecho en esa su cuarta noche de amarga victoria andaluza para él.

Le habríamos dicho en aquel momento que era lo que tocaba, lo que le definía como un político que sabe estar a la altura de lo que quiere el ciudadano.
No es lo mismo, y él lo sabe, salir por la puerta principal que hacerlo por la de atrás.
No digo que sea la segunda opción en la que se encuentra Javier Arenas, los entresijos que mueve el gallego Mariano son difíciles de pronosticar, pero ya se sabe que en política los rumores son la antesala de la noticia (aunque ésta no la conozcamos nunca) y los rumores sobre los deseos del campeón y las negativas de Cospedal dentro del Pp nacional han acaparado los mentideros políticos nacionales.
Y ha ganado ella.
Manifestaba don Javier Aureliano, secretario provincial del Pp y vicepresidente de diputación, hace unos días que los almerienses le debemos mucho al señor Arenas.
¿Pero... qué dice este hombre?
Yo no creo deberle nada, ustedes no sé, me gustaría que me lo explicaran.
En cuanto al señor García, se entiende que él si le debe mucho.
Cuando se podía imaginar estar en las nubes del Pp y con tanto poder.
Qué buenos "pelotaris" son estos políticos.
Pero los almerienses...
¿Qué puñetas le debemos los almerienses al campeón?
Se presentaba como candidato por Almería para no perder en Sevilla, como le venía ocurriendo en todas las elecciones a las que concurría.
Él si que le debe a los almerienses.
Y hasta ahora no he visto el pago del campeón por ningún lado.
¡Adiós, campeón!

No hay comentarios:

Publicar un comentario