martes, 22 de mayo de 2012

Solidaridad y esfuerzo.




                                        

                        Valderas "el llorado" lo pide a los andaluces.






Y una vez que te has rebelado, te la han colocado.
Para que nos fiemos de ellos otra vez.



Todo indica que el señor Valderas, don Diego, vicepresidente del gobierno andaluz, ya se ha olvidado de lo que nos decía en campaña.
(Lo sabíamos, lo sabíamos.)
Si es que no tendrían que hablar, y cuando lo hacen, engaño al canto.
 Ahora resulta que lo que tenemos que hacer los ciudadanos andaluces es ser solidarios.
¿Solidarios?
¿Con quién? Señor Valderas.
¿Con ustedes los políticos?
Llevamos más de treinta años, sí, más de treinta años siéndolo, o es que no lo ha notado usted en su sueldo y en su cuenta corriente cuando llega el último día de cada mes.

No se queda contento el hombre y nos pide también:
Esfuerzos colectivos”.

Mira qué guapo sale el mozo en la foto.


La próxima vez te va a votar quien yo me sé.

Supongo que saben que ese esfuerzo nos supone a los ciudadanos que vamos a tener que pagar más en casi todo.
Nada nuevo bajo el sol en estos tiempos de crisis y de políticos aprovechaos. 
Es lo mismo que nos viene diciendo la derecha desde noviembre, pero se esperaba que la izquierda tuviera otras opciones.
¿O no?.
Era la impresión que nos daban en sus “latazos políticos de campaña”.
Pero como vemos la solución que nos propone la cara más visible de Izquierda Unida en el gobierno de Sevilla, una vez que el señor Valderas ya está sentado a la derecha de dios es:
“Más solidaridad del ciudadano y más esfuerzo colectivo”.
Como la derecha.
Igualico, igualico.
¡Qué bárbaro!

No hablen de cara, y menos de que es muy dura, señores.
Es la política.
Son los políticos.
(Mira que si al final tiene razón Sánchez Gordillo, el de Marinaleda, y éste no era el pacto a apoyar desde la izquierda).


Por lo menos ha dicho lo que nos esperaba con el pacto entre Psoe e Iu

Y es que el discurso que don Diego y sus acólitos pregonaban en los mítines era bastante distinto.
Recuerdan:

El esfuerzo lo debían hacer otros".

(Hora era de que así fuera.)

"La solidaridad tenía que ser con el ciudadano”.

(Es lo menos que se esperaba de la izquierda.)

Llegan al poder y adiós a los bonitos e izquierdosos discursos de campaña.
Luego nos piden que les creamos.
Que confiemos en ellos.
En sus palabras.
Pero cuando llegan los hechos, ay, los hechos.
¡Políticos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario