domingo, 13 de mayo de 2012

Los nuevos tiempos




                               



                               Agroindustria, Biotecnología, Energía






¿El futuro de nuestros agricultores?




Claves del futuro


Y no voy a dudarlo ni un segundo, oiga.
Lo que me gustaría es que recordáramos las muchas ocasiones en que hemos dicho lo mismo en los últimos años, y que si quieres arroz Catalina.
Recuerdo una gran reunión en un hotel almeriense, hace ya algunos años, muchos oiga, (te acuerdas Martín) donde los padres de la patria hablaban de estas mismas materias como la solución para el futuro de nuestra provincia.
Ha pasado bastante más de un lustro, que digo, y más de dos desde entonces, entramos en una crisis que ni se vislumbraba, y al cabo del tiempo, con más de cinco millones de parados en el país volvemos a las andadas.
Perdemos a los lumbreras más importantes de España, y hay quien dice que por qué no se van también los  peones.

No tiene ninguna gracia
Ya hay quien te quiere mandar de nuevo a Alemania, Pepe.
Que sí, que estoy de acuerdo con ustedes, que la agroindustria, la biotecnología y la energía son los nuevos vientos de futuro, pero cuándo nos van a llegar.
Cada cierto tiempo se han celebrado conferencias y reuniones sobre el futuro de nuestra provincia, y han sido muchas voces, e importantes, las que han venido apostando por un futuro en el que la agroindustria, la biotecnología y la energía sean los grandes referentes del futuro de esta tierra.

Que sí, que estoy de acuerdo con ustedes, que son los pilares de esa nueva Almería que necesitamos y hasta de la nueva España que deberíamos tener, pero..
¿Para cuando?

Nos estamos haciendo mayores, algunos incluso viejos, y seguimos oyendo hablar de cuartas y quintas gamas, ahora de sextas, pero nunca llegan a hacerse una realidad.
Sólo son palabras y palabras y más palabras.

Para salir de la crisis, volvemos a lo mismo otra vez.
De esos pilares vueltos a anunciar, que a algunos les pueden sonar a nuevo y lleno de esperanza, pero que a los que estamos en medio de éste meollo que forman los políticos y los cuatro presidentes de organismos que les rodean y les aplauden por aquello de las suculentas subvenciones, nos suenan a viejas músicas.
Y eso es lo terrible con todas las promesas de los políticos.
Algunos aún recordamos estas imágenes de nuestros familiares.
El viaje sería distinto, pero el final el mismo.
Se nos promete lo que parece la gran solución a los problemas de nuestra provincia, llenamos las páginas de los medios, y a dormir unos cuantos años, hasta que se presente otro plan.

En la última Expo-Agro se volvió a intentar vendernos lo mismo que hace más de diez años.
Y estoy convencido de que algún día será una realidad, pero para entonces no sé cuantos estaremos por aquí.
Desear y esperar que los otros no se hayan tenido que ir a trabajar a otro país, como quieren y piden algunos politicos.
Dicen que así bajará la lista del paro.
No tienen nombre estos tíos.


Pd.
Me permiten una alegría tras la tristeza de los recuerdos.
Fuimos muchos los que tuvimos que dejar a la familia, los amigos, el paisaje..
Una broma algo machista:
Con tantas "gamas" como se nos anuncian: la cuarta, la quinta, la sexta...
¿Cambiarán mucho las mujeres?

La verdad es que nos encantan como son ahora,
y nos asustan en ellas los cambios.
Bueno, sí.
Un poco machista, lo reconozco.
Pero no me gustaría que cambiaran.

1 comentario: