sábado, 26 de mayo de 2012

Críticas en Iu





                        A Valderas le crecen los "enanos"






Le están dando la del pulpo.

Pobre Valderas.
Ha conseguido el poder, pero lo están poniendo sus bases a caer de un burro


Don Diego Cervantes ha abierto la caja de los truenos en la coalición de izquierdas.
Me parece señor Cervantes que se le aleja de usted el ser presidente de la autoridad portuaria, tal y como se ha apuntado en algunos mentideros políticos del gobierno andaluz.
El alcalde de Marinaleda va a tener razón:

"Este no era el pacto que necesitaba el pueblo andaluz que ha votado a la izquierda".


Las lágrimas con buenos billetitos sientan mejor.
¿Verdad, señor Valderas?
 La escusa de venir llorado, que nos dijo el señor Valderas (el grosero de las tetas gordas), o que en los próximos presupuestos se verá el trabajo de Izquierda Unida, no cuela entre el personal por mucho que se empeñen.
Es tomarnos por muy tontos venir con el cuento de que el presupuesto ya estaba hecho y que nada se podía cambiar.
¿Cómo que no se puede cambiar nada en política?
Usted sabe que en política todo, si se quiere, se puede cambiar.
Si desean les ponemos cientos, miles de ejemplos de los cambios que se han producido cada vez a que a ustedes, sí, a ustedes, les ha interesado.

La gente que votó Izquierda Unida en las pasadas elecciones andaluzas no lo hizo para que ustedes hagan pagar la crisis a los de siempre.

Con mínimas matizaciones, estoy de acuerdo con lo expuesto por el señor Cervantes en La Voz de Almería hace unas semanas.
Y me parecen pueriles los intentos de algunos miembros de la dirección de Almería de minimizar los efectos del pacto de gobierno con el Psoe.


Aquí están los que defienden los recortes de Valderas.
 La dirección de Iu ha salido en tropel a defender lo indefendible.
No deja de ser una pena que los políticos sean tan "igualicos" a la hora de defender ante los ciudadanos sus vergüenzas.
Para ellos lo hacen, lo saben y por eso se defienden con uñas y dientes.

Eran tantas las ganas y las necesidades de Valderas y cía de tocar pelo (money, money, money), que han pasado por todos los recortes presentados por Griñán.
Luego se dice ( es lo que han hecho) que es por imperativo legal del gobierno de la "derechona" de Madrid y las bases tan contentas.
Cada día menos tontas son las bases, señoras y señores.
Ya no es tan fácil engañarlas.

Los recortes que se van a producir en Andalucía podían, debían tener otros protagonistas, no siempre los mismos, señores de Iu.
Rajoy y Montoro nos dijeron que la subida de impuestos era coyuntural, Valderas y Rosalía Martín que el año que viene no habrá recortes, que para eso están ellos.
¡Qué bonicos son!
Como vemos la derecha  y la izquierda:
Los dos por igual.
¿Y el Psoe?
A mantener el poder, los chollos y las alfombras controladas, no sea que se las levanten y nos enteremos de los entuertos que esconden.
Les pones el collar de la política y se convierten.
Los dos primeros calcaícos.
Y el tercero por igual.
Dios los cría y ellos ya saben juntarse y cuidarse el bolsillo, la barriga y la familia, la política y especialmente la otra.
Mientras, Griñán tan contento, tan feliz y vengándose dentro de su partido de los que le quisieron mover la silla antes de las elecciones.

El que nos digan que no han podido hacer nada, que el presupuesto ya venía elaborado, no se lo cree nadie, don Diego, "el Valderas".


El poder del dinero hace amigos de cama y extraños pactos políticos.

Si ustedes están muy necesitados de financiación (money, money, money) y puestos de trabajo, que lo están, el señor Griñán, don José Antonio, está muy necesitado de que no se levanten las alfombras de treinta años de corruptelas en la Junta de Andalucía.
Lo siento, pero algunos pensamos que no han sabido negociar, no han podido o no han querido perder la oportunidad de gobernar.
Si fueran sinceros los negociadores de Iu nos dirían lo que les puso sobre la mesa el Psoe para que pasaran por todos los recortes habidos en el pacto.
Sería interesante saberlo, pero mucho me temo que tendrán que pasar algunos años para que eso se haga realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario